Aplazan a más del 40% de los docentes entrerrianos

Se habían presentado a concursos para acceder a cargos directivos
(0)
22 de mayo de 2003  

PARANA.- Como una profundización de la crisis educativa que soporta Entre Ríos, más del 40% de los docentes que el mes último se presentaron a concursos para acceder a la dirección o subdirección de escuelas no aprobó el primer examen escrito.

Los docentes rindieron la prueba en medio de la prolongada crisis que impide desde hace dos meses el dictado de clases, lo que afecta a más de 70.000 alumnos sobre un total de 320.000. La asistencia al aula creció porque en ocho de los 17 departamentos de la provincia -incluido Paraná- los docentes volvieron a clases por disposición de la Justicia.

En los concursos docentes se debían cubrir 174 cargos de directores de nivel polimodal y 532 de director y vicedirector de Educación General Básica (EGB). En este nivel de enseñanza, sobre un total de 2000 docentes inscriptos, se presentaron 1296, de los cuales 535 maestros -el 41,2%- resultaron aprobados. Según trascendió, en el polimodal los profesores aplazados llegaron al 47 por ciento.

En las pruebas no se preguntó a los maestros sobre nociones concretas de geografía, historia o matemáticas. "Había que diseñar una estrategia en la función de directivo de la escuela para cumplir con objetivos planteados, de acuerdo con las normas vigentes", explicó Anatilde Benedetti de Badini, directora de la Escuela Rural Intermedia N° 23, de la localidad de Faustino Parera.

"Por ejemplo -contó-, hablamos de la disciplina, de los reglamentos de asistencia, las normas referidas a la Bandera Nacional o al concepto del docente, y temas pedagógicos." Y agregó: "Nos daban consignas, teníamos que posicionarnos desde los cargos para los cuales concursábamos y desarrollar soluciones para casos reales".

El concurso docente fue planteado en tres instancias, de las que sólo se cumplió la primera con una prueba escrita cuyas respuestas exigían hasta cinco horas de atención.

"Para acceder a la dirección de establecimientos del nivel polimodal de Gualeguaychú nos inscribimos unos 40 profesores: la mitad no asistió al examen y, de los 20 restantes, sólo cinco fuimos aprobados", comentó Marta F. de Ronconi, directora de la Escuela Rural N°14 Julián Aguirre, en el departamento de Gualeguaychú.

Lejanos antecedentes

Según estimaciones oficiales, la convocatoria tropezó con complicaciones surgidas por la falta de antecedentes inmediatos en estos procesos de selección. Desde hace 15 años en el nivel primario y 28 en el secundario no se registraban concursos para cubrir cargos directivos, según Humberto Viola, representante sindical en el jurado de los concursos. Hubo docentes que se quejaron porque en algunos distritos no se facilitó el acceso a la bibliografía.

La segunda fase de las pruebas comenzará el lunes y consistirá en una residencia docente. Para quienes lleguen a la tercera se prevé un coloquio. De todos modos, en algunos departamentos los que lograron pasar al segundo escalón no alcanzarán para cubrir las vacantes.

Mientras tanto, el paro docente sigue sin solución desde el inicio del ciclo lectivo, cuando ya el año pasado se habían perdido casi dos meses de clases. Los maestros reclaman el pago de casi dos sueldos atrasados, parte del aguinaldo y otros códigos que totalizan unos $ 1400 por docente, en promedio, sin contar otra deuda similar de la Nación por el incentivo salarial.

A todo esto, el gobierno espera la confirmación de un fideicomiso por $ 94 millones para cancelar la deuda; según fuentes consultadas, el dinero estaría habilitado el martes próximo. Pasado mañana los docentes evaluarán en un congreso gremial los pasos por seguir.

El acatamiento de la huelga es dispar y decreciente, con menor incidencia en las escuelas de gestión privada, pero en ocho de los 17 departamentos de la provincia (incluido Paraná) los docentes volvieron a las aulas en virtud de las órdenes de los jueces de instrucción, que aceptaron las medidas cautelares pedidas por los defensores de pobres y menores.

Filmus viajará el martes

El designado ministro de Educación, Daniel Filmus, viajará el martes próximo a la provincia de Entre Ríos para intentar que el paro docente llegue a su fin, que desde hace dos meses impide el dictado de clases en la mitad de ese territorio.

El viaje fue encomendado por el presidente electo, Néstor Kirchner, que le pidió al funcionario que resuelva de inmediato el conflicto con los maestros de Entre Ríos. El paro perjudicó en principio a más de 160.000 alumnos, la mitad de los cuales ya volvió a las aulas a raíz del pronunciamiento de amparos judiciales.

"El presidente me transmitió su preocupación por el tema. Me pidió que viaje a esa provincia y actúe de inmediato para que los chicos no sigan perdiendo días de clase", dijo Filmus ayer a La Nacion.

El nombramiento del funcionario cuenta con el apoyo de la Ctera, que en un comunicado respaldó la designación.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.