Arte público, la última tendencia

Alicia de Arteaga
(0)
8 de diciembre de 2009  

Tardó en llegar, pero la tendencia, moneda corriente en el mundo, se instaló en Buenos Aires y gana espacios con el telón de fondo de las fiestas de fin de año. A pesar de que no suena el cuerno de la abundancia, la ciudad se viste en estos días con las propuestas de artistas argentinos contemporáneos, destinadas a enriquecer el patrimonio urbano y arquitectónico.

Esta modalidad, en realidad, recupera una tradición que en la Argentina de comienzos del siglo XX dejó ejemplos notables como la escultura de El pensador , de Rodin, maltratada en la intemperie del umbral de la Plaza del Congreso, y la fuente de Lola Mora, destinada, quizá por la provocación feminista de la artista tucumana, a la Costanera Sur, un emplazamiento periférico que el auge de Puerto Madero ha convertido en central.

A pocas cuadras de allí, en el imponente atrio del edificio Los Molinos, reciclado por Alan Faena, se exhiben dos gigantescos murales de Pablo Siquier, cuyo trazo inconfundible acompaña el trajín cotidiano de la estación 9 de Julio por encargo de Metrovías. Debe decirse, para hacer honor a la verdad, que fue el consorcio de una torre privada firmada por el uruguayo Rafael Viñoly, el pionero en seleccionar una gran obra de Siquier para el lobby de doble altura del edificio. En materia de esculturas, el gobierno de la ciudad les dio cauce a las nuevas expresiones con la celebrada exhibición de las obras de Bastón Díaz emplazadas en la plaza Rubén Darío, a metros del MNBA.

Las Fiestas han acelerado proyectos de arte público, como el jardín navideño que la ciudad de Buenos Aires le encargó al chaqueño Milo Lockett, emplazado en la Plaza de la Flor sobre Figueroa Alcorta. Hoy será inaugurada la instalación de mundos plateados, creada por el orfebre Julio Pérez Sáenz para el Palacio Duhau, sobre la avenida Alvear. Si la ley de mecenazgo y los proyectos aprobados encuentran el cauce esperado es probable que el arte público ocupe, como sucede en Berlín, un espacio privilegiado en la agenda de los mecenas del siglo XXI.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.