Bajó la deserción en las escuelas porteñas

El índice descendió del 10,7% al 8,7%
(0)
28 de diciembre de 2001  

El secretario de Educación porteño, Daniel Filmus, anticipó que este año bajó la deserción escolar en los colegios secundarios de la ciudad.

Según los datos oficiales, durante el año abandonaron sus estudios 9525 alumnos de la escuela media, sobre un total de 104.977 inscriptos a comienzos del ciclo lectivo. La cifra representa una deserción del 8,7% y contrasta con los 11.319 que dejaron de concurrir a las aulas durante la temporada anterior, porcentaje que ascendía al 10,7 por ciento.

Los datos fueron obtenidos de un estudio realizado por la Secretaría de Educación. En el informe se analizó la cantidad de estudiantes que abandonó su escuela sin pedir el pase a otro establecimiento.

"Se trata de chicos que quedaron libres por faltas, que no pidieron ninguna reincorporación y que la escuela no sabe dónde está", explicó a LA NACION la profesora Graciela Morgade, directora del área de Investigación de la Secretaría de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

El informe

El estudio oficial se elaboró a partir de una muestra que comprendió a 60 establecimientos de distintos turnos, que representan la tercera parte del sistema educativo de la ciudad. Allí se determinó que la deserción escolar descendió del 7,6% al 6,2% en las escuelas de mañana y tarde y del 25,9% al 24,5% en las vespertinas nocturnas.

En esos establecimientos, la deserción bajó, en total, del 14,6% al 12,2%. La proyección a todo el sistema educativo porteño arroja una disminución del 10,7% al 8,7%, lo que significa una incorporación efectiva de 1800 alumnos a las aulas de las escuelas medias, explicó Filmus.

Para las autoridades educativas porteñas, la condición social de los 9525 chicos que este año dejaron de estudiar coincide con los sectores que presentan las situaciones más altas de vulnerabilidad.

Visiblemente conformes con el descenso de la deserción escolar, Filmus y Morgade señalaron que las retenciones de alumnos más pronunciadas se registraron en los dos primeros años del secundario -tradicionalmente el sector más crítico- y en los turnos mañana y tarde.

Filmus atribuyó la caída de la deserción a la acción de distintos programas orientados a fortalecer la inserción de sectores de escasos recursos al sistema educativo formal. Mencionó, entre otras experiencias, el plan que estableció módulos institucionales en los dos años iniciales del secundario, para favorecer el trabajo de los profesores en proyectos de tutorías, orientaciones y asistencia a alumnos con dificultades, entre otros programas definidos por las propias escuelas.

El secretario de Educación expresó, también, su satisfacción porque este año los resultados de los exámenes de marzo fueron mejor que los del ciclo anterior.

A partir de las clases de apoyo que recibieron los alumnos, este año aprobó materias el 55,6% de los alumnos presentados al examen, proporción que había sido del 34,7% el año anterior. Sobre el total de estudiantes que debía rendir, el porcentaje fue del 20% contra el 11% del año 2000.

Las cifras

  • 9525

    Son los alumnos que quedaron libres y no pidieron sus pases en las escuelas porteñas.
  • 11.319

    Es la cantidad registrada el año anterior en las escuelas medias de la ciudad de Buenos Aires.
  • 1794

    Son los alumnos que ganó el sistema escolar porteño a partir del descenso de la deserción escolar.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.