Cien años atrás

Ecos del día - El laudo.
(0)
26 de noviembre de 2002  

Ecos del día - El laudo - Con el ceremonial anunciado tuvo lugar ayer en la cancillería británica la notificación del fallo laudado por el soberano árbitro de la cuestión argentinochilena, el que fué comunicado á las partes.

La sentencia arbitral no modifica sensiblemente la proyección de la línea divisoria que anticipamos hace días.

El texto del laudo es sobrio y preciso, y deja transparentar en las adaptaciones del límite trazado, el criterio de equidad y el reconocimiento de hechos y ocupaciones que estando dentro de la base fundamental, ha creído el supremo juez debían ser tomadas como elementos de juicio.

La última palabra en esta laboriosa cuestión está pronunciada, y no cabe, discreta y respetuosamente, agregar sobre ella ningún comentario que sería inconducente.

Cualquiera sean la opinión ó las teorías que las partes hayan sostenido al respecto, ante este fallo todas quedan desvirtuadas y el acatamiento impone el deber de reconocer que no se tenía más derecho que el que el árbitro consagra. Toda apreciación retrospectiva sería, pues, improcedente é informal, y la lealtad de los pactos y los respetos debidos al soberano en cuya majestad y ecuanimidad los litigantes depositaron su confianza y la fe pública, inducen á aceptar las resoluciones de este fallo, como la expresión más perfecta del derecho que los asistía.

Ya dijimos anteriormente que esa sanción, cualquiera fuese el criterio que adoptase, no daba título ni motivo á celebrarla como una victoria propia y una derrota del contrario...

Miércoles 26 de noviembre de 1902

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.