Cien años atrás

Policía - El culto del calote
(0)
16 de mayo de 2003  

Policía - El culto del calote - En el bar y restaurant Helvetia, de Mr. Juan H. Ravie, situado en la esquina San Martín y Corrientes, se presentó anoche un hombre decentemente vestido y pidió que se le sirviera una comida, formando su menú con los más suculentos platos de la lista. Buen vino y buenos licores llenaron los restantes números de su programa gastronómico.

Terminada la comida, nuestro hombre, que había adoptadon una actitud contemplativa, clavada la mirada en el techo, mientras subía en graciosas espirales el humo de luengo Monterrey, fué bruscamente sacado de su éxtasis y descendido á las miserias de la tierra por el mozo, á quien tocaba interrumpir aquel grato concierto digestivo con una nota triste: la "addition".

El misterioso cliente trazó con la mirada una curva, que empezando en la cuenta pasaba por los ojos del mozo, terminando en lo alto del pupitre, desde el cual, el patrón, sereno como Júpiter, esparce á manera de rayos, sus adiciones. Y nada dijo.

Entonces, sospechando de la honradez de su cliente, el Sr. Ravie le abordó con resolución y poco después adquiría la certidumbre de que el hombre no tenía ni un solo céntimo en sus bolsillos.

Llamó á un vigilante y el comensal fué á terminar su digestión en la comisaría 1a.

Iniciado el sumario del caso, poco después se supo que el acusado era José L. M..., procesado anteriormente por defraudación con motivo de análogos "calotes", dados en perjuicio de los restaurants Aue´s Keller, Catalanes y otros más.

M... fué pasado á dispósición del juez Dr. Obligado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.