Coleccionistas y críticos en arteBA

Alicia de Arteaga
(0)
30 de mayo de 2009  

Ella Cisneros Fontanalls pasó por arteBA como una ráfaga, pero dejó una estela de compras y reflexiones para tener en cuenta. No era su primer viaje a Buenos Aires; de hecho esta ciudad fue uno de los destinos frecuentes del matrimonio Cisneros en los años setenta, cuando fundaron y pusieron en marcha la marca Rolito, pionera en el sistema de hielo envasado. Su amor por el arte nació en Caracas, donde siendo muy joven debutó en el mundo del arte con su propia galería. Desde hace doce años colecciona de manera sistemática; tiene una buena pinacoteca centrada en el arte abstracto, sellada por la obra emblemática del venezolano Jesús Soto. En los últimos años, Ella se comprometió con el arte contemporáneo, especialmente compra foto y video, de todos los nombres que cuentan, a los que sumó piezas adquiridas en arteBA. En los ajetreados días de la feria porteña, pasó también por Buenos Aires Angela Molina Climent, crítica y periodista del diario El País. Invitada por la secretaría de Cultura de la Nación, Molina recorrió la feria en su doble función: como crítica, pero también como primera espada de Lourdes Fernández, la donostiarra que dirige ARCO, la feria madrileña de arte contemporáneo. Su primera impresión fue positiva, como lo fue para la audiencia conocer su pensamiento en torno a "los roles de la crítica". Catalana, profesional de firmes convicciones, Molina desnuda en su análisis varios de los clichés que invaden la escena del arte actual, como, por ejemplo, la superposición de roles que limitan y comprometen la libertad para ejercer la crítica pura y dura. El viaje "exploratorio" de Angela Molina promete acortar la distancia que separa Buenos Aires del ARCO madrileño.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.