Patrimonio. Cuidar los murales de Quinquela, misión de todos y nadie