Depositan fondos para educación a nombre de dos funcionarios

Bordón dispuso abrir una cuenta corriente, cuyos titulares son colaboradores
Ramiro Sagasti
(0)
30 de agosto de 2001  

LA PLATA.- Más de un millón y medio de pesos girados por la Nación a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, y de cuyo destino se tenían encontradas explicaciones, estaban depositados en una cuenta corriente, a nombre de dos funcionarios del organismo.

Eso consta en la resolución N° 2000, a la que tuvo acceso LA NACION, firmada el 18 de mayo último por el titular la cartera educativa provincial, José Octavio Bordón.

La disposición autoriza la apertura de una cuenta corriente del Banco Provincia a nombre de Jorge Alberto Brés y David Alberto Benítez, y depositar allí la suma de $ 1.527.000 girada por el gobierno nacional el 15 de agosto del año último, para la compra de equipamiento escolar.

Los funcionarios incluidos como titulares de la cuenta habían sido nombrados coordinador general y secretario de la Unidad Coordinadora Provincial (UCP), respectivamente. Hasta hace 20 días, Brés era, además, director de Prensa y Relaciones Públicas de la cartera educativa provincial.

La novedad se conoció luego de que, en junio último, las empresas proveedoras que participaron de la entrega de mobiliario escolar reclamaron el pago de facturas. En ese momento, las autoridades educativas provinciales admitieron que los fondos se habían utilizado para el pago de salarios.

Las normas oficiales establecen que las cuentas del manejo de fondos públicos deben estar a nombre de los organismos y no de funcionarios. Estos pueden estar autorizados para librar los pagos.

Ayer, al ser consultado por LA NACION a raíz de la citada resolución, el subsecretario administrativo de la dirección que conduce Bordón, José Ordeix, dijo que "aunque los titulares de la cuenta sean dos funcionarios, no deja de ser oficial, porque la norma fue aprobada por la Contaduría General provincial".

"Es un procedimiento legal, habitual y necesario", afirmó Ordeix, que también firmó la resolución. Y añadió: "Si los funcionarios cometieran irregularidades, están los organismos correspondientes para controlarlos".

El organismo citado en la resolución -el UCP- es el encargado de manejar los fondos enviados por el Ministerio de Educación, destinados a adquirir sillas, escritorios y pizarrones para las aulas bonaerenses.

Con la partida se compraron en su momento 25.473 mesas bipersonales, 52.656 sillas escolares, 1176 escritorios docentes y 1176 pizarrones.

Pero el 28 de junio último, la cartera nacional, a cargo de Andrés Delich, recibió una carta documento de la empresa Raúl Mónaco SA, en la que intimaba el pago de facturas por 455.700 pesos y por 202.500 pesos. Envió la misiva al ámbito nacional porque los fondos eran federales; posteriormente, la firma supo que el dinero que reclamaba ya había sido remitido a la provincia.

Otros tres proveedores que participaron de la operación -Benedetti Hnos., Ciro Conte y AJ Equipamientos- también reclamaron los pagos.

El 15 de junio de 2001, Brés envió una carta al proveedor Raúl Mónaco, en la que explicaba que los retrasos habían sido ocasionados por problemas administrativos y contables y que los pagos se efectuarían entre el 20 y 22 del mes en curso". Finalmente, aseguró Ordeix, las cuentas fueron saldadas a principios del mes actual.

No obstante, un mes antes de que Mónaco recibiera la carta, Bordón había firmado la orden de transferir los 1.527.000 pesos a una cuenta a nombre de Brés y de Benítez.

Cuando se ventiló que con el dinero no se habían pagado las deudas a los proveedores, Ordeix dijo que el millón y medio de pesos había sido usado para pagar salarios docentes, debido a la falta de fondos de la administración provincial.

"Es la Tesorería de la provincia la que, guiada por una norma, permite que, ante la falta de fondos para pagar sueldos, se cambie, durante unos días, el dinero de las distintas cuentas de la provincia por letras de tesorería", señaló el funcionario.

Pero los 1.527.000 pesos estaban en una cuenta corriente a nombre de dos personas, aunque sea oficial, y no en la cuenta general de la cartera. Ordeix dijo ayer que, de todas formas, la Tesorería usó esos fondos ante la crisis económica.

Recuperación de días perdidos

  • Al firmar ayer con el titular del Suteba, Hugo Yasky, el acuerdo que puso fin al conflicto docente bonaerense, Bordón deslizó la posibilidad de que los alumnos concurran durante diciembre a las escuelas para recuperar los 20 días de clases perdidos por las huelgas. El objetivo, dijo, es alcanzar los 180 días lectivos y recuperar los contenidos pedagógicos. “Se dejaría como última instancia el dictado de los días sábados por una cuestión de organización familiar”, aclaró.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?