"Dios es el único crítico que se preocupa poco por el estilo"