Ecuánime perspectiva

Andrés Criscaut
(0)
26 de diciembre de 2009  

Historia de la Unión Soviética

Por Jorge Saborido

Emecé

319 Páginas

$ 95

A veinte años del fin de la Unión Soviética y casi cien del comienzo del sueño socialista, poco es el material serio y equilibrado que se puede conseguir en el Tercer Mundo sobre lo que se conoció como "el Segundo Mundo" comunista. Si bien los estadounidenses y europeos han invertido mucho en revisar, analizar y reinterpretar toneladas de archivos y datos de su ex aliado y luego enemigo soviético, en América latina la Cortina de Hierro aún parece insistir en ciertas opacidades y distorsiones.

Por eso, la aparición de esta Historia de la Unión Soviética , realizada por el argentino Jorge Saborido (prolífico historiador y catedrático de Historia Social General de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA), es un hecho destacable. Lejos de ser una lectura o interpretación "local" de la revolución rusa y su posterior amplificación soviética, Saborido logra trazar una sorprendente, compacta y ecuánime bisectriz entre las múltiples lecturas historicistas e ideológicas, desde la oficialista y rusófila "visión conservadora [...] que condujo a que esa descalificación adquiriera rango académico" hasta la triunfalista demonización del "imperio del mal" o la adulación de la "dictadura del proletariado".

Así, ese gigantesco y particular proceso experimental llamado Unión Soviética, suspendido entre dos momentos históricos acelerados e impredecibles como fueron los años 1917 y 1991, aparece nítidamente perfilado en todas sus complejidades, magnitudes y contradicciones. A través de una excelente cruza y reformulación bibliográfica, este libro no es sólo un ordenado y claro despliegue de la historia soviética, sino también un documento riguroso y crítico que desarticula esa sensación monolítica que hubo detrás de la hoz y el martillo: "El proyecto socialista tal como se puso en práctica desde octubre de 1917, más allá de las diferencias existentes entre el período leninista y el estalinismo, fue una operación realizada ´desde arriba´ sin la participación efectiva de la clase trabajadora ni de los campesinos", resume Saborido.

Sin embargo, en el momento de evaluar si la URSS fue una idea que salió mal, o una mala idea que logró sobrevivir a un contexto de aislamiento y adversidad por más de siete décadas, el autor aclara que, ante la actual crisis del capitalismo del siglo XXI y del persistente sistema de desigualdades y de democracias excluyentes, es necesario rescatar una "revisión de la experiencia soviética", pero sin dejar de tener presente "lo que no debe hacerse a la hora de luchar por un mundo más justo".

© LA NACION

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.