El conejo verde que “salió“ de la galera del artista