Martes visuales. El dinero y "la religión del arte"