El español Pérez-Reverte lanzó su primera novela en Internet

El novelista aconseja "piratearla" para que llegue a todos
Juana Libedinsky
(0)
31 de octubre de 2000  

En la mañana de ayer, Arturo Pérez-Reverte -el escritor español que más libros vende en el mundo- se peleó con un amigo librero en las calles de Madrid. "Me dijo traidor", confesó durante la presentación de su nueva novela, "El oro del rey".

Porque, por primera vez, el autor de la exitosísima saga del capitán Alatriste -una de las series novelescas más leídas de la década del 90- deja las tapas duras, las páginas y la tinta por los bites y microchips. Al menos, durante un mes.

Desde el viernes próximo hasta el 3 de diciembre, la flamante novela estará disponible exclusivamente para los cibernautas a través de www.alfaguara.com, entre otras páginas Web dedicadas al Capitán Alatriste. Luego llegará a las librerías.

"Tratándose de este personaje, teníamos que permitir un acceso por cielo, tierra y agua", bromearon sus editores, que afirmaron que se trata del "primer escritor europeo que presenta una novela inédita en la Web".

La presentación, por supuesto, también fue un despliegue de tecnología: el anuncio se realizó a través de una videoconferencia que unió la Casa de las Américas, de Madrid con centros en México DF, Bogotá, Miami y Buenos Aires.

Estuvieron presentes desde el Viejo Continente Jesús de Polanco, presidente del Grupo Santillana; Juan Luis Cebrián, director de Prisa.com y uno de los fundadores del diario El País; Ignacio Santillana, vicepresidente de Prisa.com; Isabel de Polanco, consejera delegada del Grupo Santillana y el propio autor.

A pesar del entusiasmo con el que se lanzaron en el nuevo proyecto ("han gastado una pasta en esto que da escalofríos", confesó Pérez-Reverte), los españoles se mostraron cautos respecto de sus expectativas.

"La tarea de profeta es malísima y ya me la han adjudicado demasiadas veces -dijo Cebrián-. Pero hoy existen 20 millones de navegantes que usan el español como lengua materna y creemos que la convivencia con el libro va a ser enriquecedora."

Por su parte, Jesús de Polanco señaló que se trata de un desafío y el comienzo de una nueva etapa, "pero sobre todo es una experiencia, un experimento para ver cuántos leen verdaderamente por la Web".

Para acceder al texto -que como sus predecesores transcurre en el siglo XVII- habrá que pagar un precio simbólico de 3 euros (3 dólares), no tendrá publicidad en sus páginas y éstas no se podrán alterar, pero sí imprimir.

Habrá sitios dedicados a los distintos personajes, información sobre la Inquisición y una "Taverna del Turco" (el lugar donde se reúnen Alatriste y sus compañeros) virtual, donde los lectores podrán intercambiar ideas, completar encuestas y recibir información general. "La voy a mirar un día que esté muy aburrido. Prefiero leer o navegar", dijo el autor.

Además, se podrá leer gratis el primer capítulo para tentarse.

"Es estúpido y absurdo darle las espaldas a un medio que ya existe y pensar que por esto los libros no van a vender -dijo Pérez-Reverte-. Yo puedo leerlo en la pantalla, pero después voy a querer tocarlo, olerlo... el objeto en sí es irreemplazable, es un factor analgésico."

"Un escritor quiere que lo lean y en América latina mis libros son caros, por lo que mucha gente no los puede comprar. Esto es una forma de llegar a ellos", agregó. Inmediatamente, los periodistas latinoamericanos le preguntaron si verdaderamente creía que esa gente tendría computadora y tarjeta de crédito.

"Alatriste se pide para leer en muchos colegios y es una lástima que el precio lo impida. Yo recomiendo piratearlo como el medio más adecuado para que este libro se difunda. Que uno pague los tres euros y se lo pase a todos sus amigos. Que lo imprima y saque fotocopias. Si comercialmente no funciona, ya habrá otros", dijo.

Respecto de la novela, Pérez-Reverte adelantó muy poco. Apenas que el popular héroe recibe el encargo de reclutar a un grupo de espadachines para un arriesgado trabajo relacionado con el contrabando de oro de las Indias. ¿Y cómo se llama el peor de estos mercenarios, que mata por dinero para poder imprimir su poema épico? "El portugués Saramago", agregó con una sonrisa, en referencia al Premio Nobel. "Pepe me pidió estar en una novela y bueno... ésta es una de las maneras que un escritor tiene de hacerle un guiño a los amigos... y a los enemigos también."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.