Menú

El Feng Shui y el arte de ver todo desde distintas perspectivas

Las escaleras parecen de avión, y permiten ver todo con diferente perspectiva
17 de noviembre de 2018  • 17:00

Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera. La muestra de Mónica Girón se basa en ese y otros principios fundamentales de la espiritualidad oriental. Y por eso, hay escaleras que permiten ver las piezas desde distintas alturas, de cerca y de lejos, desde diferentes ángulos y con mucho más que los cinco sentidos. Con una guía en mano, permite aproximarse a su obra con herramientas de interpretación, observación y entendimiento, o como bien dice la publicación que se reparte ahí, con un "recetario boceto con saberes esotéricos para realizar ejercicios". La idea es recorrer la muestra y reflexionar, sobre lo que se ve y sobre cómo resuena eso en el visitante.

La exposición se llama Zonas Reflejas. Tiene que ver con el proverbio chino que dice que el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Y algo así pasó cuando la artista estaba preparando una de las esculturas, un mapa 3D de los cursos de agua del Delta del Paraná llamado Ciervo de los pantanos, que se refleja en una sombra de luz sobre la pared de la galería. La pieza pone en primer plano el agua y los problemas ambientales de su curso. En ella trabajaba cuando se enteró de la creación del parque nacional con ese nombre en Campana.

La astrología, el Feng Shui, la homeopatía, la acupuntura y un complejo sistema de percepción que transmite en sus clases se advierten en las pinturas, murales, videos, esculturas e instalaciones de sitio específico. Lleva más de dos años y medio trabajando para esta exposición, con los curadores Javier Villa y Santiago Villanueva. "Trabajo con la metodología que uso en mis clases, con saberes esotéricos. La acupuntura o masaje taoísta, por ejemplo, tocan un lugar para mejorar otra parte del cuerpo. Son piezas con preocupaciones por distintas cosas: el cuerpo y los meridianos, la energía vital; el cuerpo físico y la energía vital del espacio, que sería el Feng Shui".

"Cuando uno le pone palabras a lo inasible, mejor lo aprehende", desliza, y de eso se trata Cadena de sentidos, que más que cinco son unos 60, cada uno inscripto en uno de los anillos de cobre que cuelgan del techo encadenados: sentido del amor, del orden, del fracaso, del equilibrio, del espacio, del tiempo, del deber, del miedo. La lista es fruto de un trabajo en equipo con otros artistas. "Verlos también es aislar los sentidos, reflexionar sobre ellos", invita.

La pieza principal es un mapa de 30 metros de largo por 5 de altura pintado a mano, Placas tectónicas. "Los puntos de vista están distorsionados. La política y la geografía siempre están distorsionados. Estudié la Tierra, hice un mapa plano en arcilla, y también me basé en las perspectivas que dan las imágenes satelitales", cuenta Girón. Dentro del gran mapa, aparecen otras obras: pinturas al óleo de nadadores con los meridianos visibles (según la medicina china, son puntos que reflejan en los órganos), y también hay gráficos sobre figuras retóricas o "artes del ingenio", como la paradoja, la parábola, la metonimia y la metáfora.

Las escaleras parecen de avión, y permiten ver todo con diferente perspectiva. "Cuando varias el punto de vista, cambian tus percepciones, entendimiento, emociones y sentimientos. Lo interesante es tomar nota de esa posibilidad", invita Girón. Subir es la única manera de ver una obra que retrata la fachada del Museo Nacional de Arte Decorativo y su planta. En el dibujo se ven remarcadas la entrada del museo y una puertita a costado, pequeña y rezagada, por donde se ingresa a las academias de Bellas Artes, Letras y Arquitectura. La diferencia de escala queda de manifiesto en la escultura que las reproduce y se superponen con la puerta del galpón donde funciona la galería. "Era la entrada de servicio de un edificio que se adosó al principal. Eso genera un desorden. El umbral no es el único problema de las instituciones de ese edificio, con su fachada resquebrajada. Es un problema de Feng Shui, que continúa en el jardín que se ve semimuerto", señala. Sobre esa filosofía china de origen taoísta la artista dará un taller de cuatro encuentros en la galería.

Una instalación con inspiración en Feng Shui

El agua es una de las cuestiones principales. Hay nadadores al óleo y hay nadadores en acción en un video en las aguas limpísimas del río Rin, en Suiza. Su proyecto es una performance, Corredor de nado, que uniría el Museo de Arte de Tigre con el Parque de la Memoria a nado, con postas de 14 balsas cada dos kilómetros. "El Ciervo de los pantanos quiere ser una acupuntura en nuestra memoria y que alguna vez nadar en nuestros ríos sea posible porque las aguas estén limpias", dice.

"Estar más equilibrado como persona / Feng Shui al planeta, al Río de la Plata, a la Academia, a la muestra, a la obra", dice un póster que los visitantes se pueden llevar. Nadie sale de esta exposición sin haberse asomado al menos una vez a lo inasible. Nadie sabe dónde reverberará el aleteo de estas mariposas.

Perfil de artista

Mónica Girón (San Carlos de Bariloche, 1959). La experiencia del descomunal horizonte patagónico constituyen los fundamentos de su trabajo. A través de la presentación del paisaje y del mundo como un campo de metáforas para realizar preguntas inesperadas de carácter sensible, abierto, ético y moral, Girón conforma un cuerpo de obras y acciones que despliega en sus exposiciones y seminarios. Realiza instalaciones, objetos y análisis de formas, dibujos, acuarelas y proyectos site specific. Actualmente reside en la ciudad de Buenos Aires. Entre sus últimas exposiciones individuales se encuentran Ejercicios con el modelo terrestre (Centro Cultural Recoleta, 2015), Fronterizo y Traslación (Galería Zabaleta Lab, 2013) y Neocriollo (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, 2007).

Agenda

  • Exposición. Barro Galería, Caboto 531, La Boca. Hasta el 15 de diciembre. Horario: martes a viernes de 12 a 18, y sábados de 15 a 19.
  • Curso. Introducción al feng-shui, por Mónica Giron. Son 4 encuentros, los martes de noviembre: 6, 13, 20 y 27, de 16 a 19, en Barro Galería. Costo: $1200. Inscripción: mail a galería@barro.cc

TEMAS EN ESTA NOTA