El Gobierno busca respaldo político

Procura obtener el apoyo de la oposición; gobernadores del PJ se reunieron con el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo
(0)
10 de diciembre de 2001  

Concertación, consenso, acuerdo, diálogo, pacto patriótico. Palabras que parecen significar lo mismo, pero que se usan en estas horas, desde distintos sectores, para definir diferentes salidas a la crisis del país.

El Gobierno se vio obligado a retomar la concertación, que había decidido posponer para buscar apoyos con que hacer frente a la crisis producida por la decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI), de no desembolsar por el momento los 1260 millones de dólares comprometidos.

El jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, se reunió a lo largo de la mañana con el gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf; el titular del radicalismo y gobernador del Chaco, Angel Rozas; los mandatarios de Río Negro, Pablo Verani; de Mendoza, Roberto Iglesias; de Formosa, Gildo Insfran y el titular del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical (UCR), Horacio Pernasetti.

Si bien la agenda de la concertación estaba centrada en la coparticipación federal, el presupuesto 2002 y el canje de deuda, requisitos exigidos por el FM I, los equipos de Gobierno intentaron obtener apoyos políticos durante los encuentros.

A las reuniones no faltaron los dirigentes del Partido Justicialista (PJ), pese a que tienen marcadas diferencias internas a la hora de la negociación. Ellos se muestran expectantes con lo que pueda suceder con el ministro de Economía, Domingo Cavallo, y hasta hay quienes especulan sobre un eventual alejamiento de Fernando de la Rúa.

Antes de reunirse con Colombo, Ruckauf dijo que Cavallo, tuvo una “actitud menos digna” porque estaba “dispuesto a firmarle al Fondo Monetario Internacional todo lo que quisieran”. El gobernador se quejó de que “por un lado nos llaman para pedirnos ayuda y mientras tanto nos insultan”.

Algunos legisladores del PJ amenazaron con estudiar un proyecto para modificar la ley de acefalía presidencial, pero debido a que finalizó el período de sesiones ordinarias del Congreso, no podrá ser tratado.

El diputado (PJ-Capital Federal) Daniel Scioli manifestó a este medio que el ex presidente Carlos “Menem sostiene que hay que avanzar en la dolarización, por el peligro del agotamiento de las reservas y el escenario de desconfianza”. Y puntualizó: “No es un momento para discutir la ley de acefalía porque generaría más desconfianza aún” .

A su vez, Menem convocará en las próximas horas a un equipo de economistas y tiene prevista una reunión con el presidente De la Rúa. El encuentro podría concretarse hoy.

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, también indicó que está dispuesto a “ayudar en los puntos que existan coincidencias”, aunque subrayó: “La responsabilidad de gobernar no es del justicialismo”.

En el seno de la UCR sobran las diferencias de matices para lograr un acuerdo político.

El ex presidente Raúl Alfonsín convocó ayer a un “pacto patriótico” que involucre a todos los partidos y propuso que se reclame una moratoria de un año para el pago de la deuda.

El ex interventor en el PAMI y habitual vocero de Alfonsín, Federico Polak, dijo a LN/UTDT que “se necesita una concertación general que permita salir de la convertibilidad, sea con un dólar diferencial para las exportaciones o con una canasta de monedas que incluya al real de Brasil”.

El director de prensa del Arzobispado de Buenos Aires, Guillermo Marcó, señaló a este medio que “los tiempos se están agotando, para todos” y explicó que la concertación “no es un lujo, sino una necesidad”. La Iglesia se comprometió a brindar un “apoyo espiritual” para acompañar el diálogo en la mesa de negociaciones.

Altas fuentes de la Unión Industrial Argentina señalaron a LN/UTDT que aún no existe una posición tomada para lograr un acercamiento y reconocieron que tienen “escasas posibilidades de alcanzarlo prorque se trata de una postura más voluntarista que real por parte del Gobierno”.

La falta de apoyo del justicialismo y la rebeldía gremial, que rechaza, junto con el radicalismo, la permanencia de Cavallo, parece contradecir los deseos del oficialismo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.