El Gobierno habla de consensos