El Nobel de la literatura infantil

Graciela Melgarejo
(0)
24 de agosto de 2012  

Si Jorge Luis Borges hubiera ganado el Premio Nobel de Literatura, ¿cómo lo habrían reflejado los medios de comunicación? Aunque en su época no existían aún las redes sociales e Internet no había alcanzado ni la extensión ni el poder que tiene hoy, diarios, revistas y TV habrían dedicado, por lo menos, una semana entera al tema hasta agotar la paciencia del público y del ganador.

Sin embargo, cuando se supo que la argentina María Teresa Andruetto obtuvo el premio Hans Christian Andersen, conocido como el Nobel infantil, la repercusión fue bastante discreta. Hubo alegría por parte de los que sabían qué importante era el galardón y una cortés sorpresa de parte del resto.

¿La literatura infantil y juvenil sigue siendo la Cenicienta del circuito literario? Cada vez menos, sobre todo cuando se afianza con títulos best-sellers en el mercado, pero eso no significa que se le dé aún la real importancia que tienen sus textos y sus escritores. Como escribió el propio Borges en el prólogo a Los libros de Alicia (Ediciones de la Flor, 1998), "quien escribe para niños corre peligro de quedar contaminado de puerilidad; el autor se confunde con los oyentes".

El Hans Christian Andersen, que es bienal y se concede desde 1956, es un reconocimiento a una "contribución duradera a la literatura infantil y juvenil" no sólo del escritor sino también de la literatura del país del que proviene. Si pensamos que, en América latina, Brasil ya lo había alcanzado en dos oportunidades (Lygia Bojunga Nunes, en 1982, y la reconocida Ana Maria Machado, en 2000), este galardón nos estaba faltando en el cuadro de honor, y la Argentina ha hecho desde siempre suficientes méritos para obtenerlo. Lo más cerca que habíamos estado fue cuando, en 1994, María Elena Walsh recibió una Mención Honorífica "Highly Recommended", en el Congreso del International Board on Books for Young People (IBBY, por sus siglas en inglés), realizado en Sevilla (España), y cuando en dos ediciones consecutivas (2006 y 2008), Isol fue finalista en la categoría "Ilustrador".

Celebremos, pues, junto con María Teresa Andruetto, este premio tan esperado.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.