El Papa abogó por los inmigrantes en su mensaje de Navidad

En la bendición Urbi et orbi, Benedicto XVI instó a los países a recibir a quienes huyen de su país por "hambre" o "intolerancia"; lució en buen estado de salud tras la caída de ayer; pidió a Honduras "retomar el camino institucional"
(0)
25 de diciembre de 2009  • 08:39

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI está bien y dio su bendición tradicional de Navidad como estaba planeado, horas después de haber sido derribado por una mujer que por segundo año consecutivo saltó una valla durante la misa de Nochebuena para acercarse a él.

En el ancestral mensaje navideño "Urbi et orbi" pronunciado desde el balcón de la Basílica de San Pedro, el Sumo Pontífice instó a acoger a los inmigrantes obligados a partir de su país por "hambre" o "intolerancia"

"Ante el éxodo de quienes emigran de su tierra y a causa del hambre, la intolerancia o el deterioro ambiental se ven forzados a marchar lejos, la Iglesia es una presencia que llama a la acogida", expresó ante miles de personas que asistieron para recibir la bendición a la enorme explanada de la plaza de San Pedro.

En su mensaje, el Papa reconoció que "la familia humana está profundamente marcada por la grave crisis económica, pero antes de nada de carácter moral y por las dolorosas heridas de guerras y conflictos".

Asimismo, Benedicto XVI expresó su preocupación por la situación en Medio Oriente, a cuyos habitantes pidió que dejen la violencia y la venganza, e instó a Honduras a "retomar el camino institucional".

"La Iglesia vive donde nació Jesús, en Tierra Santa, y pide a sus habitantes que abandonen toda lógica de violencia y venganza, y se comprometan con renovado vigor y generosidad en el camino hacia una convivencia pacífica", afirmó el Papa.

El Obispo de Roma añadió que en un día como este también pensaba "en los demás países de Medio Oriente, en la borrascosa situación en Irak y en aquel pequeño rebaño de cristianos que vive en aquella región".

Por su parte, destacó que en Honduras la Iglesia debe ayudar "a retomar el camino institucional". También manifestó que en América Latina ninguna ideología puede sustituir a la Iglesia.

Finalmente, el Papa formuló sus salutaciones navideñas en 65 idiomas, comenzando en italiano con un pedido para que la fecha inspire "un generoso compromiso para la construcción concordante de una sociedad más justa y solidaria".

La caída del Papa. Benedicto XVI sufrió anoche durante la Misa de Gallo una caída que no le provocó lesiones, luego de que una mujer de 25 años, identificada como Susanna Manolo, saltara una valla y se lanzara sobre el Pontífice.

Como consecuencia del incidente, el cardenal francés Roger Etchegaray, de 87 años y larga carrera como diplomático del Vaticano, sufrió una fractura de cadera el caer durante el incidente ocurrido en la Basílica de San Pedro y deberá ser operado en el hospital Gemelli de Roma.

La agresora, de nacionalidad suizo-italiana, sufre problemas psiquiátricos y protagonizó un incidente similar en la misa de Nochebuena del año pasado. Las fuentes vaticanas destacaron que Maiolo no estaba armada y fue llevada a una clínica para ser tratada.

Ayer, Maiolo saltó una valla y se lanzó hacia el Papa de 82 años cuando éste caminaba por el pasillo principal para dar inicio a la misa. Los guardias de seguridad la derribaron, pero llegó a tomar la túnica del pontífice y hacerlo caer al suelo junto a ella.

Al caer, Benedicto XVI perdió su mitra y su báculo. Se quedó unos segundos en el piso antes de que lo ayudaran a levantarse y tras ponerse de pie, ayudado por guardias a cada lado, retomó su caminata hacia el altar para comenzar la misa.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.