El secretario de Cultura tomó distancia de los incidentes