El Vaticano pidió denunciar ante la justicia los casos de pedofilia