Medios. En 2005, la prensa, bajo fuego