En medio del cambio de autoridades, se conocen los ganadores del concurso de Letras del Fondo Nacional de las Artes

El periodista Javier Sinay ganó el tercer premio en la categoría de no ficción
El periodista Javier Sinay ganó el tercer premio en la categoría de no ficción Crédito: facebook
Daniel Gigena
(0)
28 de noviembre de 2018  • 16:31

Un día después de que el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, le pidiera la renuncia a la presidenta del Fondo Nacional de las Artes (FNA), Carolina Biquard, se dieron a conocer los nombres de los ganadores del concurso de Letras, que concede tres premios en cuatro categorías (novela, cuento, poesía y no ficción) a argentinos y extranjeros que residan legalmente en el país. Los trabajos de los concursantes debían tener una extensión mínima de cien páginas y una máxima de trescientas para las obras de narrativa y ensayo, y entre cincuenta y doscientas páginas para los trabajos en verso. Es de esperar que el FNA sume en el futuro la categoría de novela gráfica.

A los ganadores de los primeros premios, se les entregará cien mil pesos; a los del segundo, sesenta mil, y a los del tercero, cuarenta mil pesos. Se premia la creación literaria y los autores no están obligados a destinar el dinero a la publicación de sus obras. Se supone que para eso existen las editoriales comerciales.

Los nombres de los ganadores de este año se conocían desde la semana anterior, pero ante los cambios que se venían gestando en la dirección del organismo que pusieron en la presidencia a Mariano Roca, hoy excoordinador de Promoción y Difusión de la Literatura en la Secretaria de Gobierno de Cultura, el directorio aprobó los concursos recién hoy. El flamante presidente del FNA no estaba al tanto de la existencia de esta iniciativa anual que promueve la institución.

Ayer, los trabajadores del FNA de ATE, reunidos en asamblea, expresaron su preocupación sobre tres puntos: un potencial ajuste presupuestario, la pérdida de autonomía del organismo y la continuidad de los contratos. Sin embargo, señalaron a LA NACION que en 2018 se realizaron concursos para ocupar cargos y que no se había efectuado despido alguno.

Este año, se inscribieron 2680 escritores al concurso de letras. Los premios del FNA son seguidos con interés por editores y gestores culturales, porque permite descubrir nuevas voces o potenciar a autores con desarrollo, como el caso de Fernanda García Lao, ganadora del primer premio de novela en 2004, Mariano Quirós, ganador del primer premio de cuento en 2014, o Ricardo Romero, que obtuvo el primer premio de novela en 2017.

Fabián Casas integró jurado del premio de poesía
Fabián Casas integró jurado del premio de poesía Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Por otro lado, los jurados de los concursos de letras del FNA son muy respetados por escritores, críticos y lectores. Este año no fue la excepción. En novela, el jurado estuvo integrado por María Sonia Cristoff, Pedro B. Rey y Ana Wajszczuk; en cuento, por Florencia Abbate, Luis Sagasti y Selva Almada. Para el jurado de poesía, se convocó a Fabián Casas, Rosario Andrada y Ariel Schettini. Y en el de ensayo participaron Martín Sivak, la gran crítica y profesora Nora Domínguez y Gabriel Giorgi.

Nombres para un canon local

De los trece ganadores en 2018, siete son de la ciudad de Buenos Aires y los otros seis, de Viedma, Bahía Blanca, La Plata, Echagüe (provincia de Santa Fe), Vicente López y Morón. Algunos de los ganadores de este año son, además de escritores, editores de sellos independientes. Es el caso de Tomás Maver, ganador del primer premio de poesía y coeditor con Natalia Litvinova de Llantén (dedicada a la traducción y difusión de poesía); el de Eric Schierloh, que ganó el primer premio de novela y dirige desde 2011 el sello artesanal Barba de Abejas, y el de Facundo Abalo, que ganó el segundo premio de novela y trabaja como editor en la Editorial de la Universidad de La Plata.

"Es un libro sobre la memoria y los vínculos -dice Maver a LA NACION-. Tiene algo de desentierro: se llama Sara Luna, por mi abuela santiagueña, que nació en un pueblo a unos kilómetros de la capital llamado Tiu Chacra. Cuando lo fui a visitar, me enteré de que parte de mi familia era quichua-hablante. En mi libro, de poemas de amor, me acerco a viejas tradiciones". Los otros dos ganadores en esa categoría fueron el joven poeta, elogiado por Juan Gelman, Ignacio Uranga, de Bahía Blanca, y Alberto Gregorio Fritz, de Viedma. Se entregó una mención a María Marta Viscay, de Vicente López.

Schierloh ya había ganado tres veces el tercer premio de novela. La cuarta vez fue la vencida. " M es una novela biográfica sobre Herman Melville. Tiene la forma de un collage textual armado sobre diarios, cartas, noticias, cronología, dibujos, fotografías y manuscritos, con especial foco en la reflexión sobre la naturaleza de la escritura y el olvido", cuenta. La novela se centra en el período 1863-1891, cuando Melville abandonó la vida en el campo, renunció a la escritura profesional y llevó en Nueva York una vida de retiro. "La idea es que se publique en 2019", dice el escritor, editor y traductor nacido en La Plata en 1981. El segundo premio de novela fue para Abalo y el tercero, para Alejandra Bruno, ambos de la ciudad de Buenos Aires. La mención la obtuvo Blanca Lema.

En cuento, la ganadora del primer premio fue Marina Closs, escritora de la que ya se conocían El pequeño sudario y El violín a vapor y otros relatos. El segundo premio lo obtuvo Fernando Javier Rouaux, de la localidad de Morón, y el tercero, Manuel Crespo, de la ciudad de Buenos Aires. Crespo había ganado en 2010 el primer premio del concurso nacional "Laura Palmer no ha muerto", organizado por la editorial Gárgola, con su novela Los hijos únicos.

En no ficción, categoría que hasta 2017 llevaba el nombre de ensayo, ganó el primer premio la psicóloga y escritora Laura Ormando, que trabaja en el Servicio de Inmunología del Hospital Pedro Elizalde con chicos y adolescentes con VIH. Ormando vive en la ciudad de Buenos Aires pero es oriunda de La Plata.

El segundo premio fue para un trabajo conjunto de la escritora y activista feminista Mabel Bellucci y Emmanuel Theumer, activista y docente de la Universidad Nacional del Litoral. "Aunque resulte poco conocido, fue en la Cuba revolucionaria donde tuvo lugar el desarrollo de una teorización marxista-feminista del trabajo doméstico. Desde La Habana, a inicios de 1969 los intelectuales Isabel Larguía y John Dumoulin comenzaron a difundir sus investigaciones. El esfuerzo intelectual de ambos estuvo dirigido a comprender las modalidades de explotación que atañen a las mujeres, así como las posibles alternativas emancipatorias", precisan los autores en el prólogo de este libro, que fue publicado este año por Clacso. "Este ensayo es decididamente polifónico. Está hecho de retazos de memorias, de escritura feminista que goza del estatuto de archivo, discursos historiográficos, análisis teóricos, declaraciones oficiales y renovados estudios cubanos sobre las mujeres".

El tercer premio lo obtuvo el periodista Javier Sinay, conocido por los lectores por su apasionante libro de crónica Los crímenes de Moisés Ville: una historia de gauchos y judíos, de 2013. Sinay ganó con un libro sobre un viaje a Japón, del que se pudo leer un anticipo en el suplemento Ideas, y que se publicará en Tusquets en 2019 en la colección que dirige Leila Guerriero. Agustina Pérez recibió una mención en la categoría de no ficción.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.