En ventas y en público, un balance positivo en arteBA

Cautelosas al inicio, las operaciones conformaron a los galeristas
(0)
27 de mayo de 2009  

"¿Esto es una foto?", preguntaba a sus compañeros inquietos y ruidosos un estudiante secundario ante una obra de Gravinese en Zavaleta Lab. A pocos metros, un matrimonio se ponía de acuerdo para llevarse a casa un dibujo de Luis Felipe Noé.

El recién llegado al mundo del arte y el coleccionista conocedor convivían ayer -como lo hicieron durante los cinco días de feria- en la última jornada de arteBA, que en su edición 2009 superó las conservadoras expectativas de los galeristas, con más visitantes y un nivel de ventas que empezó titubeante y fue incrementándose con los días.

El tema inevitable en los pasillos era Pesadilla de los injustos , el cuadro de Berni que el Museo de Bellas Artes quiere incorporar a su colección (ver aparte), colgado en la orgullosa galería Sur.

Según los organizadores, más de 125.000 personas pasaron por el predio de La Rural desde el viernes pasado, un número superior al de 2008 y abultado por el fin de semana largo. Fue una multitud variada: coleccionistas "profesionales", compradores debutantes, estudiantes curiosos y gente que ya ha tomado la feria como un paseo familiar.

Sorprendidos en general por un volumen de ventas que no esperaban, los galeristas señalaron sin embargo la cautela de los compradores y la presencia frecuente de jóvenes que adquirieron sus primeras obras.

A partir de allí, las miradas dependen de lo que se ofrezca en el stand. Mientras varios expositores afirmaron que la gente optó por artistas consagrados para una inversión asegurada, en el Barrio Joven se alegraban de la cantidad de compradores que eligieron artistas poco conocidos todavía, "compradores más casuales, que valoran un original y no tanto el nombre", como dijo Gabriela Gabelich, en el espacio de Cultura Pasajera, de Rosario.

Compradores cautos

"En el contexto de crisis general, creo que fue una buena feria", dijo Marina Pellegrini, de Vasari, donde Kasuya Sakai acumulaba cinco puntos rojos, y Cambre y Prior la seguían cerca. "La gente caminó mucho, fue a firmas seguras y no apostó tanto a los nuevos", analizó.

"Los compradores fueron más cautos. Es el primer arteBA en que no vendo apenas se abre. Mis ventas empezaron el lunes", afirmó Mariana Povarché, de Rubbers, que tiene reservas por Xul Solar, Noé y Doffo.

Para Gachi Prieto, directora de la galería homónima, la feria no fue tan impulsiva como otros años. "El ritmo de venta fue más lento, la gente se tomó más tiempo para decidir; por eso el último día es clave", dijo, satisfecha por el nivel de ventas de sus artistas. "Creo que no se vendieron tanto obras muy caras como de valores intermedios", afirmó.

En Praxis coincidieron. Allí, la "estrella" fue la colección de grabados de artistas como Presas, Soldi, García Uriburu, Nigro y Gorriarena, que podían llevarse por valores de 400 a 4000 pesos. "Es un público especial, al que incluso le ofrecemos planes de financiación", dijo Carolina Constantino.

En el mismo sentido, en Braga Menéndez, obras de pequeño formato de Rafael González Moreno, a 300 dólares cada una, se vendían casi sin pausa. "Se vendió obra chica y la gente fue mucho más prudente", dijo María José Bermúdez.

No lejos de allí, Jorge Mara, de Mara-La Ruche, afirmó haber vendido "lo más caro y lo más barato. La gente que tiene dinero cree que el arte es un buen refugio, y otros quieren darse un gusto pagando lo que pueden", analizó. En un extremo, Sarah Grilo, Noé y el ubicuo León Ferrari. En el otro, las 24 obras de Macaparana, a 3000 dólares cada una en promedio.

Entre las obras más caras de la feria se contaron dos en el stand de Daniel Maman: Asesinato de John F. Kennedy , un políptico de Alberto Greco valuado en 600.000 dólares, y una instalación de Juan Battle Planas de 1962, por 500.000 dólares. También con seis cifras se ofreció en Palatina Un día la aventura , de Jorge de la Vega. En Rubbers, Jardín , de Antonio Seguí (96.000 dólares), y Gran Rei Wein , de Xul Solar (88.000 dólares).

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.