Encuentran un relato de Sherlock Holmes

Un cuento perdido del creador del célebre detective
(0)
22 de febrero de 2015  

"Ya tuvimos demasiados románticos vetustos y señores de viajes", dijo el editor, mientras pintaba de azul con la lapicera su copia, y hacía arreglos para la genial edición del sábado de Bazaar Book. "Queremos algo más actual. ¿Por qué no unas palabras de Sherlock Holmes?"

Así empieza Descubriendo los burgos de la frontera y, por deducción, el bazar del brigadier, un relato corto de Arthur Conan Doyle protagonizado por el personaje que lo inmortalizó como autor, Sherlock Holmes, y que estuvo perdido por más de 100 años hasta que un escocés lo encontró en su ático entre papeles y libros antiguos.

Limpiando y ordenando libros, Walter Elliot, un carpintero retirado de 80 años, se encontró con una colección de cuentos de escritores locales titulada The Book o' the brig. El libro fue editado en 1904 como parte de una campaña que llevaron a cabo los habitantes de Selkirk, un pueblo al sudeste de Escocia, con la idea de juntar dinero para reconstruir un puente destruido tras unas fuertes inundaciones que desbastaron la zona en 1902.

"El pueblo no tenía dinero para reemplazarlo, así que se decidió hacer un evento de caridad. [?] Fue inaugurado por sir Arthur Conan Doyle. Él había escrito una pequeña historia sobre Sherlock Holmes y Watson que estaba en el libro", le contó Elliot al periódico The Telegraph.

Se supone que el relato que contiene el libro es el primer texto sobre Sherlock Holmes que se descubre en 80 años. El cuento tiene unas 1300 palabras, ocupa dos páginas y media de las 48 que tiene el compendio y, según su descubridor, es "una pequeña y encantadora historia".

La trama se inicia cuando a un periodista su editor le encomienda entrevistar al famoso detective. El periodista encuentra a Holmes, junto a Watson, y es testigo de cómo una vez más a través de su más mortífera arma, la deducción, descubre el lugar al que va a concurrir su amigo: a Selkirk a ayudar con la construcción de un puente.

Parece ser que Conan Doyle visitaba frecuentemente la ciudad. Según The Telegraph volvería unos pocos meses después con un equipo de cricket y en 1905 obsequió un trofeo (The Conan Doyle Cup) para una liga de fútbol local. "Realmente debe de haber querido mucho al pueblo para venir hasta acá y contribuir con la historia", opina Elliot.

Además de la clara referencia al evento benéfico, el cuento tiene una irónica descripción del oficio periodístico. "¿Y no sabes que todos los periodistas son miembros calificados del Instituto de la Ficción, y están calificados para usar la facultad de la imaginación? Con el uso de esto, han sido entrevistados hombres estando a kilómetros de distancia; algunos fueron «entrevistados» incluso sin siquiera saberlo o consentirlo", le dice su editor al periodista que debe entrevistar a Sherlock.

El documento será expuesto en el Museo Comunitario de la ciudad junto a un cuadro realizado por Elliot que retrata al antiguo puente de madera que fue destruido en 1902 y para cuya reconstrucción Conan Doyle escribió el relato breve

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.