Escritores y Facebook: cuando la red social funciona como probeta de historias y nuevos personajes