Milan Kundera. Exilio, fama y discreción