Falta a clase hasta el 40% de los docentes

Buscan una estrategia para reducir el ausentismo, que afecta principalmente al nivel medio y a los sectores de menores ingresos
Cynthia Palacios
(0)
14 de marzo de 2010  

Es un problema silencioso del que pocos hablan, pero que, puesto en números, evidencia ser un tema de fondo. En la Argentina, el ausentismo docente alcanza al 40% en algunas provincias y representa una pérdida de cientos de millones de pesos para las arcas públicas.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, lo admitió en su última entrevista con LA NACION: "Estamos muy preocupados por el ausentismo docente, sobre todo en la secundaria, que en algunas provincias alcanza el 20% o más, y que ocurre con mayor frecuencia en la escuela pública, por lo que impacta más en los sectores de menores ingresos".

La cuestión es uno de los ítems en el temario de la primera reunión del año del Consejo Federal de Educación -que reúne a los ministros del área de todas las provincias-, el martes 23, y los funcionarios trabajan en un "programa nacional de prevención" para combatir este problema. Otras cifras respaldan la preocupación. Según el último censo docente realizado, en 2004, había 759.284 docentes en la educación común y, en el mismo año, 526.456 cargos para cubrir.

En abril del año pasado, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, precisó que el ausentismo docente porteño alcanzaba el 22% mientras, a dos días de asumir, su ministro de Educación, Esteban Bullrich, dijo a LA NACION que era uno de los principales problemas de su área, ya que llegaba al 25% en el nivel medio.

Problema para los padres

El ausentismo de maestros y profesores no sólo preocupa a los funcionarios. Según el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, un estudio de la Universidad Católica Argentina (UCA) y la Fundación Arcor, es la principal preocupación de los padres en los grandes centros urbanos.

Para el 44% de los adultos, el ausentismo docente es el principal problema de la educación que reciben sus hijos, seguido por la indisciplina escolar (el 31%) y la violencia escolar (el 26%).

Es un tema que, además, genera roces entre funcionarios y sindicalistas. El secretario general de UTE-Ctera, el gremio mayoritario que agrupa a los docentes, Eduardo López, indicó: "Nuestros datos indican que el ausentismo docente ronda el 3%, similar al ausentismo en la administración pública. El problema es que los informes que hacen los gobiernos cuentan como ausencia a las licencias que se toman por acceder a un cargo de mayor jerarquía".

Para López, "si hay desmanejos y abusos corresponden al gobierno de la ciudad; el organismo que controla a los docentes depende del gobierno". Para revertir este fenómeno en el nivel medio, aconsejó evitar la enorme cantidad de "profesores taxi", que van de una escuela a otra. "Hay que optimizar las condiciones laborales para reducir el ausentismo", señaló.

En terreno bonaerense, el gobierno puso en marcha un servicio de auditoría médica y un Registro Unico de Antecedentes Médicos Laborales (Ruaml), para tener un seguimiento de las historias clínicas de los 300.000 maestros y auxiliares.

Allí el ausentismo docente osciló en 2009 entre el 12 y el 14 por ciento. "Nos nos preocupa tanto el nivel de ausentismo como saber las causas para poder prevenirlo", explicó el director de Salud Laboral de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, Adrián Galo.

Este nuevo sistema fue acompañado de tareas y talleres de prevención de la salud para los docentes bonaerenses y de acuerdos paritarios que agregaron dos nuevas figuras al esquema de licencias: por tratamiento de fertilización asistida, de 9 a 15 días, y un permiso de hasta dos días por año para realizar análisis ginecológicos y mamarios.

En el ámbito privado, el panorama es otro. "Es un ausentismo controlado. Como la entidad propietaria es la primera interesada en que los alumnos no sufran las consecuencias del ausentismo del docente y asegurar a los padres un servicio continuado, se controla, y cuando se trata de razones de salud, de inmediato se designa un suplente", opinó el director de Gestión Privada de la provincia de Buenos Aires, Néstor Ribet. "Que el docente falte no es tener clase libre, implica una interrupción del proceso de aprendizaje", agregó.

"Es un problema muy serio y que no haya datos es un dato para analizar", ironizó la doctora en Educación e investigadora del Conicet, Silvina Gvirtz. "Si pensamos que al incumplimiento general de los 180 días de clases hay que sumar la cantidad de días que falta el docente, más los que falta el alumno, la cantidad de días reales de clases puede ser preocupante. Las tasas de repitencia son altas y siempre se culpabiliza al alumno cuando probablemente nadie le enseñó."

Gvirtz cree que parte de la solución está en informatizar los datos: "Hay una responsabilidad política en mejorar los sistemas de información y gestión. Y no es sólo cuestión de control: los docentes no están cómodos y empiezan a faltar. Hay que conformar mejor los equipos docentes".

PANORAMA PROVINCIAL

  • La Pampa. El ministro de Educación de la provincia, Néstor Torres, reveló que el índice de ausentismo docente ronda el 40%. "Es un tema que nos preocupa y perjudica muchísimo a nuestros chicos", y señaló: "Se perjudican no solamente por los mayores gastos. Los chicos deben tener tres o cuatro maestras durante el año".
  • Chaco. Según cifras oficiales, el ausentismo docente es del 29% y le cuesta a la provincia 250 millones de pesos. "Todo el tiempo se tiene que pagar a suplentes para que sustituyan a los titulares", dijo el gobernador, Jorge Capitanich. Es uno de los argumentos que el gobierno opuso a los reclamos de docentes por aumentos en sus salarios, congelados desde 2008.
  • Neuquén. En esta provincia, que también está en conflicto por los reclamos de aumento salarial, el ausentismo docente por licencias por enfermedad es del 25% y en ese ítem el Estado paga 270 millones de pesos por año en reemplazos. La información es oficial y la dio el subsecretario de Educación, Ernesto Seguel.
  • Santa Fe. El ausentismo de maestros y profesores ronda el 17% y el primer motivo de solicitud de licencia son los trastornos mentales y de comportamientos, seguidos por las enfermedades del sistema osteomuscular.
  • Mendoza. El ausentismo de los docentes fue del 33% en 2009, según la Dirección General de Educación. Expresado en números, cada semana 430 docentes no asisten a su trabajo en las escuelas mendocinas de todos los niveles. Y son 15.510 los docentes que se alejan del aula cada año. Claro que las cifras aumentan si se considera que muchos profesores tienen más de un cargo u horas en diferentes colegios secundarios.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?