En su visita a España. Filmus considera cerrado el caso de los títulos fraguados