Firmes coincidencias entre la Iglesia y la DAIA

Harán una declaración conjunta en contra del terrorismo
(0)
30 de abril de 2004  

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, acordó ayer con autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas (DAIA), avanzar en una declaración en favor de la paz y contra el terrorismo, a la cual se invitó luego a participar al Centro Islámico.

El presidente de la DAIA, el abogado Jorge Kirszenbaum, expresó que la visita del arzobispo "no hace más que confirmar el excelente vínculo" entre las comunidades católica y hebrea. "Bergoglio es un amigo de la comunidad judía, además de un amigo personal", dijo a LA NACION. El cardenal primado retribuyó una reciente visita que los directivos de la DAIA le efectuaron en la Curia metropolitana.

Ambas partes manifestaron su agrado por la madurez y racionalidad en las actitudes de ambas comunidades ante la proyección del film "La Pasión de Cristo", vista por dos millones de personas en el país.

En una nota oficial, la DAIA señaló que "el encuentro confirma el buen momento por el que atraviesa la relación entre la máxima autoridad de la grey católica y la representación política de la comunidad judía argentina".

Con el Centro Islámico

La entidad judía propuso en la reunión tratar de generar una declaración contra el terrorismo, por la paz y contra el fundamentalismo, y surgió la idea de sumar al Centro Islámico. El padre Guillermo Marcó, director de prensa del Arzobispado porteño, que acompañó a Bergoglio en la reunión de una hora, se comunicó después con el secretario del Centro Islámico, Omar Abboud, para interiorizarlo de la iniciativa.

También se habló de favorecer en las escuelas líneas de acción contra la discriminación. La DAIA ofreció difundir en escuelas católicas unos trabajos realizados por su Centro de Estudios Sociales sobre la antidiscriminación, el Holocausto y el levantamiento del gueto de Varsovia, que serán tratados en escuelas estatales de la Ciudad. El cardenal manifestó su disposición e invitó a ampliar la atención hacia la discriminación contra los católicos, los musulmanes o los no creyentes.

Bergoglio pidió a la DAIA que interceda por sacerdotes católicos a los que no se les ha renovado la visa para permanecer en Tierra Santa. "Nos hemos comprometido a gestar buenos oficios ante la embajada de Israel", dijo Kirszenbaum.

A su vez, la DAIA, que en un informe reciente señaló que el antisemitismo descendió en la Argentina, solicitó que el Episcopado argentino se pronuncie en la línea de otros episcopados católicos europeos, que han deplorado un aumento de esa tendencia en en el centro de Europa.

El diálogo tocó también otros temas de inquietud, como la pobreza y el desempleo y hubo preocupación por acontecimientos del juicio oral por el atentado contra la AMIA.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.