Fuerte crítica a Naipaul

(0)
28 de enero de 2002  

En "La guerra contra el cliché", un capítulo especial merece la Argentina. Amis critica amargamente al último premio Nobel de Literatura, V. S. Naipaul, cuando, en "El retorno de Eva Perón", éste coloca a Borges dentro de la imagen de "degeneración y decadencia" con la que pinta al Río de la Plata.

"La propia ficción de Naipaul fue constantemente atacada por no atender a la realidad sociopolítica, por lo que no entiendo sus reclamos a Borges en ese sentido -se indigna-. Borges no será el abanderado de los problemas de la Argentina, ni un gran observador de su historia, pero como todo artista inevitablemente lo terminó haciendo."

Incluso, cuentos como "La lotería de Babilonia" y "La Biblioteca de Babel" pueden ser leídos "como reflexiones intensamente vívidas de la inercia y la ansiedad estéril que claramente siguen afectando al país", explica el escritor, agotado después de una tarde pescando cangrejos con sus dos pequeñas hijas.

-Pero, ¿qué opina de que le hayan dado el premio Nobel?

-Estoy encantado. Creo que él es bueno para el premio más que el premio bueno para él, después de la bochornosa historia que tienen los suecos de ganadores mediocres y grandes olvidos. Hasta Borges bromeaba que no darle el premio era una vieja tradición escandinava. Por eso lo de Naipaul es importante. En este momento estoy leyendo uno de sus últimos libros sobre la India. Es impresionante cómo pasó de ser terriblemente sardónico sobre un país a ser igualmente receptivo y sutil. El resultado es maravilloso, aunque difícil de creer. Un escritor que puede dejar de ser sardónico y no se convierte en un fiasco es de las pocas sorpresas agradables que nos quedan en la literatura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?