García Márquez y una sorpresa en el salón VIP