Gracias a Twitter, reviven los aforismos

Cargando banners ...