Grass hizo un mea culpa por su paso por la SS

Publicó una carta en un diario israelí
(0)
11 de noviembre de 2006  

JERUSALEN (AFP).- El escritor y premio Nobel de Literatura alemán Gunter Grass, que admitió hace unos meses en su autobiografía haberse alistado en las Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial, hizo su mea culpa en una carta publicada ayer en el diario israelí Haaretz .

"Era joven y no buscaba hacer preguntas. En lugar de eso, creí ciegamente que Alemania, hasta su capitulación incondicional, tenía razón de ir a la guerra. Y fue así como yo también seguí el camino de cientos de miles de alemanes de mi edad", escribió Grass. El escritor tenía 16 años en 1944, cuando se alistó en las Waffen-SS, la unidad de elite del régimen nazi.

La carta fue enviada en octubre al instituto universitario de Natanya, que anuló la entrega del título de doctor honoris causa al escritor luego de su confesión. A pedido del instituto, Grass aceptó que la carta fuera publicada.

Humilde, con tono arrepentido, el Premio Nobel de 1999 escribió: "Debido a mi estupidez en esos días y la ignorancia de la que soy culpable, admiré a las Waffen-SS como una unidad de elite. Poco de eso perduró tras el entrenamiento básico".

"Soy consciente de las heridas que la sigla SS abre en los recuerdos de muchos de los habitantes de Israel y es por eso por lo que desde ahora y hasta el final de mis días llevaré en la frente la marca de Caín de esa doble ese", afirmó.

"Sin embargo, quisiera únicamente solicitar que el conjunto de mi vida, rica en resurgimientos desde los 17 años, y el conjunto de mi obra como escritor, artista y ciudadano comprometido con su país, sea tomada en consideración", concluyó en su misiva.

Hasta agosto pasado, cuando confesó haberse alistado en las Waffen-SS a fines de la Segunda Guerra Mundial, el autor de El tambor de hojalata se había limitado a indicar que integró la defensa antiaérea en 1944, antes de ser tomado prisionero por los estadounidenses.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.