Guinzburg mostró su humor en un auditorio académico