Habrá que pagar para ver a Le Parc en Buenos Aires

Un artista, dos exposiciones y las dos pagas.
Un artista, dos exposiciones y las dos pagas. Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
María Paula Zacharías
(0)
16 de enero de 2019  

Le Parc tendrá tres muestras en simultáneo en el segundo semestre del año en Buenos Aires: obra histórica en el MNBA, instalaciones interactivas y lumínicas en el CCK y "Proyecto Le Parc", un encuentro entre las artes visuales y la música en el Centro de Experimentación del Teatro Colón.

En el Museo Nacional de Bellas Artes presentará obras tempranas inéditas desarrolladas en Buenos Aires antes de viajar a París: obras geométricas, gouaches y acuarelas realizados a fines de los años 50, junto con algunos trabajos cinéticos. Y como implementó el museo desde la muestra de Turner, será arancelada por tratarse de una exposición temporaria en el Pabellón Anexo. Para este año hay programadas otras dos exposiciones de artistas locales: Carlos Alonso y Norah Borges.

"A mediados del año pasado se implementó una nueva modalidad de ingreso al MNBA, y esa misma modalidad continuará ya que resultó muy positiva. La entrada general al museo para los residentes es gratuita todos los días en todos los horarios, las muestras temporarias del Pabellón anexo poseen un arancel, salvo para jubilados, docentes, alumnos en grupo, discapacitados y menores de 12 años que acceden gratuitamente. Los no residentes pagan una entrada general que incluye el acceso al Pabellón anexo. Para garantizar el acceso a la cultura a todos los ciudadanos los martes y todos los días durante la última hora, el museo y el Pabellón anexo tienen acceso libre y gratuito", detalla a La Nación Andrés Duprat, director del museo.

Turner, con una entrada de $100, hasta fines de diciembre del 2018 levaba 112.000 visitantes (la exposición estará abierta hasta el 17 de febrero) y el ingreso general al museo fue de 633.000 visitantes. El 18 de febrero cierra el museo para remodelaciones y montaje de nuevas muestras, y reabre 12 de abril, cuando inaugure nuevas salas, la temporaria de Carlos Alonso y una exposición organizada con la Biblioteca Nacional inspirada en los principios de asociación de imágenes del Atlas Mnemosyne de Aby Warburg curada por José Emilio Burucúa en base a obras de la colección del museo. Puede entonces haber un cambio en la tarifa de las temporarias.

"El 100% de los ingresos por las entradas va a una cuenta especial del MNBA, y se utiliza para gastos del museo como adquisición de obras para su colección e infraestructura. La recaudación en el 2018 (desde fines de septiembre hasta fines de diciembre) fue de 4.800.000 pesos. Con ello, entre otras cosas, pudimos ampliar y modernizar el mobiliario del museo, comprar aires acondicionados y adquirir una obra clave de la artista Diana Dowek, Lo que vendrá, un políptico de 9 partes creado en 1972. El ingreso por entradas se suma así al presupuesto habitual del museo y a los aportes de sponsors y de la Asociación Amigos del Museo. Gracias a este conjunto de aportes para este año estamos preparando la apertura de una sala permanente de arte precolombino y una colonial que enriquecerán el guión permanente del museo y que se suma a la formidable colección de arte europeo proponiendo también una perspectiva latinoamericana de la historia del arte", cuenta Duprat.

El viernes pasado Le Parc estuvo en una fiesta en su honor en Punta del Este: en la Fundación Pablo Atchugarry quedó instalada una obra suya, una esfera de 4,5 metros de diámetro, similar a la que se ve en el CCK. Ayer el maestro partió a París, después de pasar por el MNBA a ver los planos de la exposición, que tendrá características similares a la del Met. "Es obra histórica, inédita, de su traslado de la figuración a la abstracción", dice Duprat.

Esta podría ser la primera vez que se cobre entrada a una muestra del CCK. Desde la secretaría de Cultura de la Nación admiten que "se está estudiando cómo implementar el cobro de una entrada conjunta. Esta es una muestra en dos sedes". La idea es que el ticket que se pague en MNBA sirva para el CCK y viceversa, y se confirmará en estos días. Pero Duprat discrepa: "Son dos cosas totalmente distintas. Este es un gran homenaje nacional a un maestro, una exposición más de bellas artes".

La del CCK tendrá un perfil más lúdico, con las piezas más llamativas, apta para todo público. "Para nuestras salas estoy trabajando en la juraduría junto a Julio, en una gran exhibición que reúne distintos momentos de su producción. Desde mediados de los 60 hasta la actualidad. Desde su serie de acrílicos blanco y negro, la de colores, hasta las obras de cintas y contorsión, las cajas de luz, los juegos e instalaciones de laberintos. Será una exposición inmersiva y participativa que abrirá para vacaciones de invierno", cuenta Gabriela Urtiaga, curadora general de Artes Visuales del CCK.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.