“Hago marketing en favor de la escuela”

Niega que sus múltiples iniciativas sean una estrategia política; “no soy político”, se defiende
(0)
10 de diciembre de 2001  

La Secretaría de Educación porteña es una de las áreas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que lanzó el mayor número de iniciativas. “Escuelas bilingües”, “Aulas en red”, “La Escuela y los medios” y “Padres con la escuela” son algunos de los programas que se realizaron este año. ¿Tienen realmente efectividad estas campañas o se trata de una estrategia de marketing de gestión?

“En última instancia es marketing en favor de los docentes y de la escuela pública”, dijo Daniel Filmus, secretario de Educación porteño, en una entrevista telefónica con LN/UTDT.

-¿Qué beneficios reales aportan estos programas?

-Lo que pretendemos es privilegiar la escuela. Volver a colocar la educación en el centro, aun en medio de la crisis. Lo que hacen las campañas es jerarquizar la educación, convirtiéndola en el baluarte de la integración social. La difusión de los programas nunca estuvo vinculada a cuestiones políticas.

-¿Cree que sus medidas son acertadas?

-Los resultados en la educación no se ven de un de un día para el otro. Son resultados que apuestan a un futuro no mensurable a corto plazo. Pero de ninguna manera se trata de medidas políticas sino de estrategias de política educativa para mejorar la educación.

-¿Qué resultados concretos se han obtenido?

-En la escuela primaria hemos avanzado en dos grandes proyectos: el de las escuelas bilingües y el de las aulas en red.

-Este último, ¿a cuántos chicos abarca?

-Este año empezamos con las primeras 14 salas y la idea es llegar a 28 a principios del año próximo. Para 2003 esperamos tener todas las aulas de séptimo grado de la Ciudad de Buenos Aires conectadas para que la computadora se transforme en una herramienta cotidiana de trabajo. Esto beneficiaría a cerca de 20 mil chicos.

-¿Qué evaluación hace del proyecto Escuelas bilingües?

-Por ahora, la posibilidad de aprender una lengua extranjera permitió reforzar la enseñanza de la lengua materna. A medida que el chico aprende dos lenguas, al mismo tiempo desarrolla competencias y capacidades cognitivas, que mejoran el aprendizaje general. La enseñanza bilingüe pública incluirá en 2002 a 1500 chicos de primero y segundo grado. Cada vez iremos incorporando más chicos y más escuelas.

-En el contexto de crisis que vive el país, y teniendo en cuenta que el presupuesto en educación de la Ciudad es el más alto de la historia, ¿cree que la calidad educativa está a la altura debida en comparación a otros distritos menos favorecidos?

-Las evaluaciones demuestran que la Ciudad de Buenos Aires está a la cabeza en todos los niveles educativos, con grandes diferencias respecto de otras jurisdicciones.

Esto nos pone contentos, pero al mismo tiempo sabemos que hay que mejorar todavía mucho más.

-¿No está conforme con lo realizado hasta el momento?

-No estamos conformes con la calidad de la educación: que estemos mejor que otras jurisdicciones no implica de ninguna manera que hayamos llegado al punto que nosotros queremos. Hay que mejorar y transformar mucho todavía.

-¿El problema docente y los paros son temas pendientes?

-Nosotros hemos mantenido el pago del salario docente con una puntualidad religiosa. Aun así hemos tenido como arrastre las huelgas nacionales en las que se han perdido algunos días de clase, lo cual nos preocupa.

-¿Se van a recuperar las clases perdidas?

-Hemos decidido que cada escuela plantee los mecanismos de recuperación. Como no ha habido ninguna huelga con más del 50 por ciento de adhesión es imposible tomar una medida universal. De todas maneras, las clases en la ciudad este año empezaron una semana antes y están terminando recién hoy.

-¿Teme el regreso de la Carpa Docente?

-La carpa es una forma de protesta que tienen los sindicatos para expresar su disconformidad. No me preocupa la carpa en sí, sino que los chicos puedan quedarse sin clases. Igualmente, nos hemos manifestado en favor del mantenimiento del incentivo salarial, que esperamos se apruebe en el Congreso.

-Este año, ¿qué balance hace de su gestión?

-A pesar de la crisis general, el balance es positivo: las clases en la Ciudad tuvieron continuidad y los proyectos que iniciamos tuvieron un impacto muy interesante en la población. Sin dudas, este es un año en el que mejoró la calidad de la educación y bajó la deserción escolar.

En ese sentido estoy conforme, pero no por la gestión política en sí, sino por el trabajo cotidiano de los docentes y los alumnos.

-Sin embargo, su gestión política está bien valorada…

-Yo no soy político. Lo que yo hago en educación de ninguna manera es una estrategia política ni una cuestión de marketing. Aunque... no sería malo que haya marketing de la escuela, que está tan castigada y golpeada.

Algunas medidas

  • Fueron muchas las medidas implementadas este año por la Secretaría de Educación del gobierno porteño:
  • Arrancaron en febrero con el cartel “Tu esfuerzo vale”, una campaña de dos semanas de duración para que los chicos de la escuela secundaria pudieran repasar para los exámenes de marzo.

    También se crearon diez centros culturales y tres centros deportivos en la escuela media para los sábados, con el fin de evitar que los jóvenes estén en la calle expuestos al peligro de las drogas. A estos centros asisten alrededor de 400 chicos.

    Filmus aclaró que muchos de los proyectos se realizaron con aportes privados: el programa “La Escuela y los medios” se hizo con la colaboración de los principales diarios que cedieron los ejemplares para que los chicos puedan trabajar.

    Cifras de la gestión

    Presupuesto: este año el monto alcanzó los 940 millones de pesos, convirtiéndose en el presupuesto educativo más alto de la historia del gobierno de la Ciudad.

    Becas: fueron entregadas 6700 becas para los chicos de las escuelas secundarias y para el año próximo pretenden llegar a las 9000. El objetivo es evitar la deserción escolar por problemas económicos.

    Cambios : 6 escuelas de media jornada fueron tranformadas en jornada completa. 12 escuelas dejaron de tener el comedor en horario lectivo, para poder cumplir con 4 horas reales de clase.

    Pagos extras: 2.400.000 pesos se entregaron este año a las escuelas medias para que los docentesden clases de apoyo, tutorías y talleres.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.