“Haré lo imposible para ir a Japón”

El jugador del Alavés, de España, habló de su gran momento y de su ilusión de participar en la fase final del Mundial
(0)
10 de diciembre de 2001  

Su actual entrenador en el Deportivo Alavés, de España, piensa que será una de las figuras de la próxima década. El director técnico del seleccionado argentino ya lo convocó dos veces, aunque tenga sólo 19 años. Los mayores clubes europeos están dispuestos a desembolsar por él millones de dólares. El dice que todavía tiene mucho que aprender, pero sueña con estar en Japón Corea 2002.

Fabricio Coloccini, nacido en Córdoba el 22 de enero de 1982, defensor central, es una rara concentración de talento y madurez. Después de un año en el que logró ganar el torneo Clausura argentino con San Lorenzo de Almagro y el Campeonato Mundial sub 20 como capitán del seleccionado argentino, se impuso a nivel internacional en un puesto que normalmente requiere mucha experiencia.

Su carrera sigue en alza: su equipo lidera ahora la primera división de la Liga española tras la victoria, el domingo pasado, sobre el Barcelona de su ex compañero del seleccionado Javier Saviola.

“Estoy sorprendido por el momento que atravieso”, afirmó en una entrevista exclusiva con LN/UTDT el joven defensor, que se formó futbolísticamente en las inferiores de Argentinos Juniors.

“No esperaba esto, en agosto me quería quedar en San Lorenzo, donde estaba muy bien” dijo. “Sin embargo aquí me fue bárbaro desde el comienzo”, contó.

Tres compatriotas lo asistieron en sus primeros pasos en el equipo vasco: el arquero Martín Herrera y los mediocampistas Martín Astudillo y Hermes Aldo Desio.

“Encontré un plantel que me ayudó a integrarme rápidamente” recordó el Colo, quien demostró en seguida poder caminar por sus propios medios. Es más, cada semana que pasa se va afirmando como uno de los líderes naturales del equipo.

Después de la 15ª jornada de la Liga ya marcó cuatro goles, un récord para él. Explicó que su secreto en la cancha es “tratar de hacer las cosas simples”, mientras que su actitud en la vida es “tratar de ser serio”. No asombra entonces que los jugadores que eligió como modelo para seguir sean Walter Samuel, de Roma, y el italiano Alessandro Nesta, de Lazio.

Coloccini reconoció que el entrenador al que le debe más, junto a Manuel Pellegrini de San Lorenzo, es Ramón Madoni, director del histórico centro juvenil “Club Parque” del barrio porteño de Villa del Parque. “Ramón fue quien me enseñó todo y me ayudó más a crecer”, dijo.

Destacó que el fútbol europeo se diferencia del argentino, sobre todo, en los métodos de entrenamiento, “basados más en el aspecto físico”, y en una consecuente “mayor rapidez” del juego.

De la Argentina extraña “el ambiente futbolístico y la hinchada de San Lorenzo”, mientras admite no entender mucho lo que está pasando en el país en lo económico.

Coloccini se negó a hablar sobre su futuro y sólo admitió que hasta ahora el club dueño de sus derechos, el Milán, de Italia, recibió muchas ofertas. Real Madrid no esconde su interés, a pesar de que los dirigentes rojinegros fijaron su pase en 15 millones de dólares.

Su sueño más grande es estar en Japón-Corea 2002. “Siempre pienso en la selección mayor, pero, a pesar de lo que escribieron los diarios españoles, no pretendo nada”.

Mientras se afirma en el fútbol español, Coloccini espera la convocatoria de Marcelo Bielsa. “Simplemente voy a hacer lo imposible para que me llame para el Mundial”, concluyó el zaguero del Alavés, con la modestia de los grandes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.