"Harry Potter" y "El Señor de los Anillos", los elegidos en la playa

Este año se venden menos libros, pero las historias de Rowling y Tolkien se agotan
Este año se venden menos libros, pero las historias de Rowling y Tolkien se agotan
(0)
22 de enero de 2002  

MAR DEL PLATA.- En esta particular temporada son personajes fantásticos, como los hobbits de Tolkien, y hechiceros los que dominan las arenas marplatenses a la hora de la lectura junto al mar.

Los más chicos son los que mantienen viva la industria del libro, mientras sus mayores se lamentan por los ahorros acorralados en los bancos y permanecen pendientes de las variaciones del dólar.

"El Señor de los Anillos", de J. R. Tolkien, y la saga de "Harry Potter", de Joanne Katleen Rowling, son los favoritos indiscutidos en el inicio de la temporada aun cuando la nueva paridad cambiaria ha obligado a aumentar los precios, debido a que en ambos casos se trata de ediciones importadas.

Los títulos de actualidad han quedado relativamente relegados en esta oportunidad: "Es que cualquier libro de hace un mes ya es muy viejo, con tantos cambios que se han producido", confió un librero que no ve mayor movimiento en la pila de ejemplares que reflejan los últimos acontecimientos políticos y económicos de la Argentina.

Y los que buscan un respiro se vuelcan hacia las propuestas de autoayuda, género en el que los libros de Jorge Bucay se mantienen como los preferidos.

Propietarios y empleados de librerías reconocen igualmente que la caída de ventas en el rubro es del orden del 30 al 40% respecto al verano anterior, pero aun así no se quejan demasiado.

"El mayor problema es que hay menos turistas, pero todavía nos sorprendemos porque se mantiene una buena venta de títulos que van desde los 20 hasta los 50 pesos", reconoció Piero Asaro, uno de los responsables de Alejandría Libros, ubicada sobre la Peatonal San Martín.

La alta demanda que mantienen las publicaciones de Tolkien y Rowling se relaciona en principio con la buena alternativa que resultaron como regalos para el Día de Reyes. La tendencia es tal que en varios locales han quedado al límite del desabastecimiento: "De Harry Potter sólo nos queda el cuarto volumen y difícilmente lo repongan antes de fin de mes", explicó Fernando Bregante, al frente de la librería Fray Mocho.

Las circunstancias por las que atraviesa el país han llevado a que los veraneantes en la costa atlántica sean muchos menos que los de costumbre.

Y los que llegan viven en muchos casos más preocupados por sus ahorros en riesgo que por disfrutar a pleno de las esperadas jornadas de descanso en familia.

Vivir al día

Así, la postal matinal en las playas encuentra a los mayores aferrados a los diarios para no perder detalle de las idas y venidas del corralito bancario.

"Es la primera vez que salgo de vacaciones, pero parece que nunca me hubiera ido de mi oficina", admitió Roque Montero, ejecutivo de una empresa automotriz que este año apenas se tomará una semana de vacaciones, siempre con los diarios y secciones especializados en economía a un costado de su reposera y el teléfono móvil en la mano.

La distensión sólo puede llegar con algunos crucigramas.

Piero Asaro rescata la buena demanda que tiene "El dipló", la publicación mensual argentina de Le Monde Diplomatique. "En nuestro ranking -dijo- encabeza el rubro actualidad y ensayo."

También es muy buena la venta para títulos como "El atroz encanto de ser argentinos", de Marcos Aguinis, y "El sueño eterno", de Joaquín Morales Solá.

"A estas propuestas se suma "Juan Manuel de Rosas", la novela histórica de Pacho O´Donnell, que tiene muchos seguidores", aseguró Paco Rodríguez desde Broadway Libros.

Quienes al momento de las vacaciones se desentienden del mundo y sus avatares optan mayoritariamente por libros de autoayuda.

Los títulos de Bucay siguen siendo tan buscados como en la temporada pasada.

"Son de los que llamamos libros de arena: ideales para el verano, al igual que algunas novelas clásicas que no pierden su vigencia en el gusto del lector", explicó Rodríguez a LA NACION.

Pero Asaro reconoce una particularidad en el hábito del turista lector: "Suele pasarse más de una hora -afirmó- recorriendo estanterías que jamás le interesarían fuera de sus vacaciones".

"En esta condición, disponen de lo más valioso, que es el tiempo, y lo dedican a revisar libros y comprar lo que no podrían leer cuando están en plena actividad", remarcó.

Filosofía y sociología son de los rubros más reclamados por estos lectores inquietos.

Títulos nuevos

También hizo hincapié en profesionales e investigadores que no se apartan de lo suyo ni siquiera en días de descanso. "Buscan títulos nuevos -dijo Asaro- y especialmente los que llegan del exterior."

Una particularidad en las librerías de la ciudad durante este mes: uno de los títulos más reclamados es "El Otro", la investigación de Hernán López Echagüe sobre el ahora presidente Eduardo Duhalde.

"No queremos pensar mal -advirtió un librero-, pero lo pedimos a las distribuidoras, pasan los días y siguen sin entregarlo."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.