Hay sacerdotes que dan autorización