Hilarante sátira intelectual

Nathalie Jarast
(0)
27 de febrero de 2015  • 18:56

En una suerte de relato autobiográfico, que alterna con capítulos en tercera persona, Joaquín Sánchez Mariño narra la historia de "el chico" y Clara. Este retrato del desamor se entrecruza con los episodios entre el protagonista y su padre, un militar retirado, ex combatiente de Malvinas. El monólogo interior permite reconstruir la vida y los valores del protagonista. Los recuerdos de la infancia y la meditación sobre el divorcio de sus padres lo conducen a un gran aprendizaje. Así, el autor construye una novela de pasaje hacia la adultez.

El nombre del personaje se omite hasta la última línea. El chico es un periodista con deseos de ser escritor que ante cada evento de su vida, como la muerte de su abuelo, busca refugio en la pantalla de la computadora. La literatura como catarsis es una constante en el texto, así como la pregunta sobre qué objetos son plausibles de convertirse en literatura. Abundan las reflexiones metaliterarias y más de una vez se pone en evidencia el artificio de la escritura.

Con pasajes y conversaciones hilarantes, Sánchez Mariño arma una divertida sátira del intelectual pseudo progre de clase media. Además, ironiza agudamente sobre las nuevas generaciones y su uso del Facebook, donde el chico espera ansiosamente un mensaje de Clara en el Muro.

Mi tonto ansioso equivocado yo

Por Joaquín Sánchez Mariño

Letra del Sur

148 páginas

$ 149

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.