Historia y fantasía

LAS SABANAS DEL MAR Por Inés Malinow-(Nueva Generación)-168 páginas -($ 15)
(0)
29 de febrero de 2004  

Poeta y narradora de extensa y reconocida trayectoria, Inés Malinow incursiona por primera vez en la novela histórica. Las sábanas del mar (hermoso título) es una novela con personajes y marco reconocibles, pero diferente de las muchas narraciones de esa especie que, con mayor o menor calidad literaria, se han publicado durante los últimos años. La diferencia reside en que la autora prioriza la fantasía, la invención, sobre los hechos históricos. Estos hechos (por ejemplo, las invasiones inglesas, la Revolución de Mayo, el fusilamiento de Liniers) aparecen reflejados en segundo plano y, a menudo, de una manera fugaz o vertiginosa. De ese modo aparecen reflejadas aun las causas del viaje a Inglaterra del secretario de la Primera Junta, Mariano Moreno --el protagonista del relato-- en el que acompañado por su hermano Manuel, muere a los pocos días de dejar Buenos Aires. La imaginación de Malinow propone una versión sorprendente de dicho desenlace.

La autora sigue los pasos de Mariano Moreno desde su niñez, en la que se distinguió por su propensión al estudio, y la adolescencia, etapa de su iniciación erótica a través de la relación con una esclava india que será personaje decisivo, juntamente con Manuel, el hermano; ambos una suerte de coprotagonistas.

Malinow traza una colorida imagen costumbrista del Buenos Aires colonial: los antiguos caserones, la vida doméstica, las carretas que se hunden en el barro del puerto para cargar a los pasajeros que arriban al estuario, las lavanderas en las toscas del río; describe con acierto la larga travesía en galera de Moreno a Chuquisaca, ciudad a la que se traslada para estudiar teología y de donde vuelve como doctor en jurisprudencia, con una esposa, Guadalupe Cuenca, y con un niño pequeño.

En Chuquisaca Moreno se ha irritado ante el maltrato que reciben los indígenas obligados a trabajar en las minas de plata, y en la biblioteca del padre Terrazas se reforzaron sus ideas de libertad e independencia. Pero la historia, como hemos dicho, se desliza por otros andariveles, por situaciones de carácter más personal e intimista, entre las que se destacan los juegos concupiscentes de Manuel con las esclavas, pasajes poéticos como el diálogo amoroso entre Mariano y Guadalupe y un hálito de realismo mágico, como cuando en el velatorio del padre, éste, muerto, recuerda experiencias felices de su vida.

Tal vez, algunos amantes de la historia se desconcierten ante un libro que lleva como subtítulo El secreto de Mariano Moreno, pero deberán aceptar que se trata de una novela, con personajes imaginarios, aunque sus nombres y algunas de sus peripecias coincidan con las de nuestros próceres.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.