Intelectuales respaldan a Piglia

Publican en la Red un comunicado en el que hablan de una campaña de difamación
(0)
29 de marzo de 2005  

Los ecos de la controversia desatada por el Premio Planeta otorgado en 1997 a Ricardo Piglia por su novela "Plata quemada" continúan y en el mundo literario sigue siendo tema de debate. Esta vez, mediante un comunicado publicado en un blog y enviado a la Redacción de LA NACION, un grupo de intelectuales se solidarizó con el escritor y denunció que el narrador "es objeto de una campaña de difamación que empezó en 1997".

Más de 50 intelectuales -entre ellos, Juan José Saer, Héctor Tizón, León Rozitchner, Juan Carlos Romero, Alan Pauls, Luis Felipe Noé, Noé Jitrik, Carlos Altamirano, Aníbal Ford, Horacio González, José Luis Mangieri, Alvaro Abós y Alfredo Prior- firmaron el texto, en el que se subraya que "la infundada acusación contra la probidad de Ricardo Piglia responde a una sola causa: se lo acusa de ser quien es en nuestra literatura, en la cultura nacional y en el plano internacional y académico".

Piglia fue condenado por la Cámara Civil, en forma solidaria con el Grupo Planeta -cuyo director editorial en 1997 era Guillermo Schavelzon, agente literario del escritor-, a pagar una indemnización de $ 10.000 con intereses a Gustavo Nielsen, finalista en aquella polémica edición. El fallo señaló que en el certamen existió "predeterminación del premio en favor de la obra de Ricardo Piglia", que tenía un contrato con Planeta.

LA NACION consultó a Altamirano, Rozitchner, Ford y González, actual subdirector de la Biblioteca Nacional. Rozitchner dijo: "Piglia no se merecía esa resolución judicial. Soy su amigo y lo que se dice de Piglia es todo lo contrario de lo que es. El no es responsable de este hecho, en el que se mezclan intereses económicos editoriales".

De paso por Buenos Aires, el juez y escritor Héctor Tizón dijo que no comprendía la decisión judicial contra Piglia. "Es un poco absurda, porque el veredicto del jurado era inapelable. No comprendo por qué el escritor no impugnó el fallo del jurado del premio, en lugar de dar un giro de saltimbanqui e ir a la Justicia." En cuanto a "la campaña contra Piglia", dijo que "parece un asunto concertado en su contra que ya tiene sus ramificaciones en España", donde el escritor estuvo en febrero último. Altamirano descargó su crítica contra "el periodismo de escándalo" que convirtió en noticia el fallo de la Cámara, pero no el de primera instancia que rechazó la demanda de Nielsen. "En la escena pública mediática la denuncia es un recurso permanente", agregó. Por su parte, Aníbal Ford dijo que es amigo de Piglia desde hace 40 años, pero se excusó de opinar.

Las alternativas de la polémica se siguen por Internet en el blog www.linkillo.blogspot.com. El blog es un diario personal donde se hacen comentarios y se intercambian experiencias entre varios participantes sobre diversos temas. En 2003, durante la guerra de Irak, algunos corresponsales popularizaron esta modalidad de comunicación para contar su versión personal del conflicto, la que repercutió, en varias ocasiones, en la prensa internacional.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.