Juan Pablo II y Pío XII, más cerca de la santidad

El Papa destrabó la beatificación del controvertido Eugenio Pacelli
(0)
20 de diciembre de 2009  

ROMA.- Benedicto XVI firmó ayer el decreto que reconoce las virtudes heroicas de Juan Pablo II y, en una movida sorpresiva y astuta, también las de Pío XII, el papa criticado por su presunto silencio ante el Holocausto. Ambos pontífices pasaron así a ser "venerables", el paso previo a la beatificación, que en el caso de Juan Pablo II podría ocurrir el 16 de octubre próximo si antes se le reconoce un milagro por su intercesión.

Tal como habían adelantado medios italianos, se esperaba que el papa alemán declarara ayer "venerable" a su amado predecesor. Cardenales y obispos de la Congregación de las Causas de los Santos, de hecho, el 9 de noviembre pasado habían votado por unanimidad que el papa polaco había vivido la vida cristiana de modo heroico.

Lo que sí no se esperaba era que hiciera lo mismo con Pío XII (1939-1958), cuyo proceso de beatificación se encontraba frenado desde hace dos años y medio debido a fuertes presiones de sectores de la comunidad judía que acusan a Eugenio Pacelli de haber callado ante el horror nazi. Si bien una comisión de la Congregación para las Causas de los Santos le había recomendado aprobar las virtudes heroicas de Pío XII en mayo de 2007, Benedicto XVI no firmó el decreto correspondiente y creó una comisión para revisar la actuación del denominado "papa de Hitler" (por el best seller del periodista británico John Cornwell).

El Vaticano sostiene que Pío XII salvó a miles de judíos y Benedicto XVI mismo defendió y elogió la figura del papa Pacelli en más de una oportunidad el año pasado, cuando se cumplió el 50° aniversario de su muerte. El Pontífice hasta citó una famosa carta de pésame escrita por Golda Meir en ocasión de la muerte de Pío XII, que destacaba cómo "durante los diez años de terror nazi su voz se levantó en favor de las víctimas". En septiembre del año último, Joseph Ratzinger recibió en el Vaticano a un grupo judío liderado por el neoyorquino Gary Krupp, que incluía a varios rabinos, favorable a la beatificación de Pío XII.

Expertos en cuestiones vaticanas consideraron muy astuta la movida de ayer de Benedicto XVI: juntar en la misma camada de "venerables" a Juan Pablo II -el papa amigo de los judíos- con Pío XII -una figura controvertida- fue visto como un intento de amortizar las polémicas, que puntualmente llegaron.

"La decisión de firmar el decreto de las virtudes heroicas de Pío XII no muestra gran sensibilidad hacia las preocupaciones de la comunidad judía", reaccionó el rabino David Rosen, consultor para el diálogo interreligioso del Gran Rabinato de Israel. "Me sorprende que semejante decisión haya sido tomada sólo tres semanas antes de la programada visita del Papa a la sinagoga de Roma", agregó.

Al recibir ayer en audiencia privada a monseñor Angelo Amato, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el Papa firmó una tanda de decretos, correspondientes a diez milagros, un martirio y diez virtudes heroicas -entre las cuales la de los dos papas-. Entre ellos no figuraba ningún argentino.

Juan Pablo II y Pío XII no podrán ser beatificados antes de que el Papa reconozca un milagro por su intercesión. En el caso de Karol Wojtyla, ya existe uno, que es la inexplicable curación de una monja francesa que padecía el mal de Parkinson. La beatificación del papa venido del Este probablemente tendrá lugar el sábado 16 o el domingo 17 de octubre de 2010, según medios italianos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.