Julio Berreta

El sepelio
(0)
2 de mayo de 2003  

Con dolor repercutió en ambientes universitarios la muerte del doctor Julio A. Berreta, acaecido a los 85 años, profesor emérito de la Facultad de Medicina de la UBA, una personalidad en la cardiología y la geriatría.

A su altísima capacidad profesional unía su bondad y rectitud de conducta; más allá de las técnicas, enseñaba a sus discípulos a no perder el alma entre los aparatos, a respetar al hombre.

Había nacido en Tucumán en 1918. Se doctoró en la UBA en 1943 y desarrolló una fecunda carrera docente en el Instituto de Semiología del Hospital de Clínicas. Presidió la Sociedad Argentina de Cardiología y fue miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York y de otros organismos científicos. En 1989 fue vicepresidente del Congreso Argentino de Gerontología.

Autor de tres libros y de 100 trabajos científicos, junto con el doctor Isidro Perianes introdujo, por primera vez en el mundo, una válvula aórtica artificial en un perro, trabajo que fue presentado a un congreso interamericano de cardiología en Chicago, en 1948. Era un médico que junto a su ciencia, ponía conciencia y cariño en su trabajo y en el trato con todos.

El sepelio se efectuó en la Recoleta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.