La belleza y la furia del mundo

MAS NO ESTORBES LA MUSICA VIGILIA DEL ANDRESITO Por Edna Pozzi-(Vinciguerra)-136 páginas-($ 18)
(0)
25 de mayo de 2003  

"Palabras que me salven de la muerte." Con esta frase, casi un rezo o un reto, tituló Edna Pozzi un anterior libro de poemas: era una profesión de fe sobre la trascendental significación del don del lenguaje, que define la condición humana. Prolífico y de sólido aliento lírico, el lenguaje de Pozzi se ha plasmado ya en numerosos poemarios, reunidos en su casi totalidad en su Obra Poética 1969/2000 , publicada por el mismo sello que hoy entrega este volumen, también de inusual calidad gráfica.

El nuevo libro de esta autora nacida en Pergamino, además fecunda narradora y ensayista, ratifica su inspirado registro elegíaco de admirable cuño clásico en el que, con maestría formal y una sensibilidad decantada por la madurez estética, se dan cita lo épico contemporáneo y lo dolorosamente dramático. Así, junto al amor y a las heridas íntimas, la autora vuelve a glosar la dura epifanía de las luchas y martirios individuales y colectivos, como en estas líneas estremecedoras: "A Víctor Jara/ con las manos cortadas/ dedico este poema/ Lo dicto a una secretaria/ porque no puedo escribir/ con los dedos llenos de sangre". O bien: "La pobrecita patria tiene los dientes gastados/ Se equivoca al golpear la puerta de esta casa/ donde sólo habita la soberbia/ y la eternidad de la poesía".

La muerte-vida, el carpe diem del luminoso instante cuando "mi hermoso hijo recogió un caracol/ y lo alzó en su mano para que lo viera/ de espaldas al sol que caía en el mar", así como la radiante promesa de los nietos o la evocación de la madre que en su desgarramiento cantaba "una extraña canción/ de mundos desolados y lejanos/ donde la voz no existía", todo ello confluye en la mujer-poeta de hoy. Por eso, son la belleza y las furias del mundo y de Dios las que palpitan en este libro.

A las secciones "Mas no estorbes la música" y "Vigilia del Andresito" se suma otro capítulo memorable, "Conversaciones con Abelardo", extenso poema en el que la voz de la poeta recrea un diálogo con Abelardo Castillo. Un texto en el que nada sobra y todo deslumbra.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.