La educación, jaqueada por la crisis económica