Ciencia y espiritualidad. La educación para la paz, una asignatura pendiente en el aula