El jueves último. La fiesta de la palabra