La Iglesia de Bélgica admitió "errores" por los casos de pedofilia