“La propuesta curricular no está de acuerdo con estos tiempos”

La secretaria de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Roxana Perazza, declaró que después de 18 años se actualizaron los programas del ciclo primario y explicó las reformas que se están llevando a cabo en el ámbito secundario
Constanza Longarte
(0)
27 de febrero de 2004  • 13:35

El lunes próximo, casi 350.000 chicos porteños del nivel inicial y primario volverán a colocarse el guardapolvo blanco o el uniforme para iniciar un nuevo ciclo lectivo. Este año, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se prepara con fuertes novedades en algunas áreas y con la energía puesta en garantizar los 184 días de clase prometidos, según declaró a LA NACION LINE la secretaria de Educación, Roxana Perazza.

El ciclo lectivo se inaugurará oficialmente a las 8:30, en la Escuela N° 22, de Soldati, y contará con la presencia del jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, en tanto, a las 15, se realizará lo propio en el colegio privado Instituto Sacratísimo Corazón de Jesús, en Villa Luro.

Entre las novedades de 2004, comenta la funcionaria, se inscribe la actualización, después de 18 años, de los diseños curriculares para primero, segundo y tercer grado, además de la reforma en el ámbito de la educación media, trabajo que la cartera viene realizando desde el año último.

"La educación media está en crisis hace mucho tiempo, porque tiene una propuesta organizativa y curricular que no está de acuerdo estos tiempos. En la Ciudad estamos trabajando en pos de una reforma curricular estructural, es decir, repensar los contenidos que la escuela media brinda a los chicos. Y también queremos una escuela secundaria que tenga en cuenta las características de los adolescentes y pueda recoger y fomentar la cultura juvenil", señaló Perazza.

La secretaria comentó que ya empezaron con las modificaciones en los programas de estudio de primero y segundo año, y que este año se llevarán a cabo las modificaciones en tercero. Se calcula que el proceso se completará en alrededor de cuatro años, porque se realiza de forma paulatina, siempre fomentando la discusión con expertos y docentes.

"Es muy difícil para un chico, por ejemplo, pasar por 13 materias anuales. Esto genera un nivel de dispersión importante. Creo que habría que ir hacia otro modelo, con menos materias y mayor profundidad", opinó la funcionaria.

Volver a la escuela

Crisis económica mediante, el problema de la deserción escolar se vuelve un tópico fundamental en el ámbito de la discusión educativa. Consultada por LA NACION LINE , Perazza señaló que en los últimos años hubo un mantenimiento y un incremento en la escolaridad de chicos de primer y segundo año de nivel medio, donde se producen los mayores abandonos.

Sin embargo, aún hay alrededor de 15 mil chicos que están fuera del sistema educativo, cerca del 8% de la matrícula total, según datos de la secretaría. Para contrarrestar esta situación, el gobierno porteño lanzó un plan denominado "Deserción Cero", que apunta a apoyar los procesos de retención que las escuelas ya están llevando a cabo y dispone de todo un dispositivo para que los chicos y los adultos puedan asesorarse sobre la posibilidad de volver a la escuela.

"A partir de la semana que viene, por ejemplo, en todos los Centros de Gestión y Participación de la Ciudad va a haber un servicio de información y asesoramiento para volver a la escuela", comunicó la funcionaria.

Finalmente, Perazza señaló la necesidad de seguir trabajando para terminar con una realidad educativa absolutamente desigual. "La educación es una herramienta privilegiada de inclusión social. El estado tiene que garantizar que lo que pueda aprender un chico en Buenos Aires sea lo mismo que lo que le enseñan en Jujuy, y me parece que el Gobierno nacional está trabajando en ese sentido".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.